El petróleo subió el viernes tras mermar la cantidad de pozos activos en Estados Unidos cuando Arabia Saudí dijo querer limitar su producción para evitar una sobreoferta.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en septiembre subió en Londres 49 centavos y terminó a 73.07 dólares.

En el mercado de Nueva York el barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en agosto subió un dólar a 70.46.

La cantidad de pozos activos en Estados Unidos, un indicador sobre la producción, se redujo en 5 durante la semana y quedó en 858.

De momento la producción estadounidense se mantiene sólida y en niveles récord. Empero esa reducción en la cifra de yacimientos muestra la volatilidad del mercado el cual ya está inquieto por las tensiones comerciales mundiales y las perturbaciones a la producción en Venezuela, Libia e Irán.

De su lado, el representante saudí ante la Opep dijo que las exportaciones de su país no aumentarán en julio y se reducirán levemente en agosto, según la agencia de noticias Bloomberg.

"Esa declaración alivió los temores de que los mercados sigan cayendo", dijo Gene McGillian de Tradition Energy.

Pese a los aumentos del viernes, en la semana el petróleo perdió 3.09 en Londres y 0.77% en Nueva York.

abr