Los precios del petróleo subieron más de un 2% el jueves, recuperándose de un mínimo de casi cinco meses de la víspera, tras un reporte que indicó que Estados Unidos podría posponer la entrada en vigor de aranceles a bienes mexicanos.

El referencial Brent ganó 1.04 dólares, o un 1.72%, a 61.67 dólares el barril. El West Texas Intermediate (WTI) subió 91 centavos, o un 1.76%, a 52.59 dólares por barril.

Las acciones, que los dos contratos del crudo tienden a seguir, repuntaron después de un reporte de Bloomberg News que dijo que Estados Unidos consideraba retrasar los aranceles para continuar con conversaciones con México.

Los precios habían cotizado casi estables durante la sesión porque la confianza era limitada, debido a señales de que la economía mundial se frena y las preocupaciones sobre el crecimiento de la oferta de crudo de Estados Unidos.

El miércoles, los dos referenciales bajaron a mínimos desde mediados de enero de 59.45 dólares y 50.60 dólares, respectivamente.

A pesar del avance del jueves, los mercados petroleros se están moviendo hacia territorio bajista, definido por una caída del 20% desde los máximos alcanzados a fines de abril.

Las señales de desaceleración de la actividad económica mundial han aumentado en los últimos meses por la tensión comercial entre Estados Unidos y China, los dos principales consumidores de energía del mundo.

El barril subió con fuerza en los primeros cinco meses del año a un máximo de casi 75 dólares, respaldado por restricciones en el suministro de la alianza OPEP+. Los precios han sido apoyados además por sanciones de Estados Unidos contra Irán y Venezuela.

Sin embargo, la producción en Estados Unidos subió a un récord de 12.4 millones de barriles por día (bpd) hacia fines de mayo.