Nueva York - Las cotizaciones del petróleo terminaron en alza este miércoles, en un mercado que apuesta a una acción inminente del banco central estadounidense (Reserva Federal, Fed) para estimular la economía, y a pesar de una suba inesperada de las reservas de crudo en Estados Unidos la semana pasada.

El barril de WTI para entrega en setiembre subió 47 centavos a 88.97 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

Los precios del crudo evolucionaron con altibajos, presionados entre un rebote técnico -luego de una fuerte caída de los precios al inicio de la semana- y una inesperada disparada de las reservas anunciada esta semana, antes de cerrar finalmente en alza.

La recuperación de los precios en la segunda mitad de la sesión "se explica ante todo por rumores de una intervención inminente de la Fed (...), probablemente desde la semana próxima, eventualmente bajo la forma de una nueva serie de flexibilización cuantitativa (acciones que implican diluir el valor del dólar), para reactivar la economía, estimó Rich Ilczyszyn, de iiTrader.

"Todos los mercados (de materias primas) reaccionaron de la misma manera, el oro subió, el petróleo también", constató el operador, poco después de la publicación en The Wall Street Journal de informaciones sobre anuncios de la Fed esperados para la semana próxima o inicios de setiembre.

"Hay muchas noticias deprimentes en estos tiempos, un descenso de la demanda en China, temores siempre vivos sobre España y Grecia", lo que parece anunciar que la coyuntura es favorable para una decisión de la Fed, agregó.

Los precios habían bajado brevemente hacia media jornada luego de cifras de reservas de crudo en Estados Unidos que dieron cuenta de "un alza inesperada de 2.7 millones de barriles" en la semana finalizada el 20 de julio, notaron analistas de Natixis, cuando el mercado esperaba un leve retroceso.

Por otro lado, en Londres el crudo Brent cerró por encima de los 104 dólares por barril este miércoles, al recuperarse de mínimos de sesión ante el temor a que empeore la turbulencia en Oriente Medio y las crecientes esperanzas de que la Reserva Federal adopte nuevas medidas de estímulo monetario.

Los precios cayeron más temprano en medio de preocupaciones por la zona euro y después de que datos del Gobierno de Estados Unidos mostraron un inesperado aumento en las existencias domésticas de crudo la semana pasada, lo que generó temores sobre la demanda petrolera.

Rob