Los precios del petróleo subieron el martes más de un 3 % debido a que los inversores están más confiados en que una disputa comercial entre Estados Unidos y China se pueda resolver sin dañar a la economía global, en tanto las tensiones en Oriente Medio y un dólar débil también colaboraron al alza.

Los futuros del crudo Brent subieron 2.39 dólares, o un 3.5 % a 71.04 dólares por barril, anotando su mayor salto porcentual diario desde septiembre. Los futuros del crudo referencial estadounidense WTI ganaron 2.09 dólares, o un 3.3 % a 65.51 dólares por barril.

En las operaciones posteriores al cierre, el Brent alcanzó los 71.34 dólares, un máximo no visto desde diciembre de 2014. Ambos referenciales han subido más de un 5 % en las últimas dos sesiones.

El presidente de China, Xi Jinping, prometió el martes abrir más la economía del país y reducir los aranceles, en un discurso que tuvo un tono conciliador en medio de las crecientes tensiones comerciales con Washington.

Los precios de ambos referenciales han subido más de un 5 % en las últimas dos sesiones. Ambos borraron las pérdidas de la semana pasada, cuando las preocupaciones por una posible guerra comercial entre las dos mayores economías globales contribuyeron a caídas de más de un 4 por ciento.

La tensión en Oriente Medio también brindó respaldo a los precios el martes, dijo Phillip Streible, analista de RJO Futures en Chicago. "Los mercados del petróleo están repuntando debido a las mayores especulaciones sobre Trump y Siria", afirmó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió una pronta respuesta a un presunto ataque con armas químicas en Siria. Esa respuesta posiblemente elevará la presión para que Washington abandone el acuerdo nuclear con Irán, sostuvo Streible, dado que Teherán respalda al Gobierno sirio.

El dólar cayó frente a una cesta de monedas y tocó su nivel más bajo en dos semanas. Debido a que el crudo se negocia en esa moneda, su depreciación lo vuelve más accesible para los tenedores de otras divisas.