Nueva York - El Brent subió leve este martes, pero su diferencial contra el petróleo en Estados Unidos se acortó debido a que la reversión del flujo de un oleoducto clave en ese país, que ayudará a aliviar el congestionamiento de petróleo en su región central, impulsó las compras del referencial en Nueva York.

El crudo Brent para junio cerró con alza de 10 centavos, o 0.08%, a 118.78 dólares por barril.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en mayo subió 1.27 dólares, o 1.23%, a 104.20 dólares por barril.

Las acciones europeas y estadounidenses subieron después de una venta mejor a la esperada de bonos españoles y un alza en la confianza de inversionistas y analistas en Alemania, lo que impulsó aún más el valor del petróleo y ayudó en el avance del Brent.

La prima entre el Brent y el crudo en Estados Unidos se redujo por debajo de 14 dólares por barril.

El descenso del diferencial siguió siendo un factor importante, dijeron analistas y operadores, después de las noticias el lunes sobre la reversión del flujo de crudo del oleoducto Seaway, que inicialmente enviará casi 150,000 barriles de crudo por día desde la región central de Estados Unidos al Golfo de México.

Ayudando a limitar al Brent y a reducir la prima frente al petróleo estadounidense estuvieron las conversaciones entre Irán e importantes potencias mundiales sobre el disputado programa nuclear de Teherán.

Las discusiones calmaron la amenaza de una inmediata interrupción en los suministros de la región.

El espectro de un conflicto regional, en momentos en que Irán declinó abandonar su disputado programa nuclear ayudó a los precios del Brent a escalar a máximos en el 2012 por encima de 128 dólares por barril en marzo, un alza de 19% respecto a fines del 2011.

El crecimiento global está mejorando lentamente debido a que la recuperación económica en Estados Unidos ha ganado fuerza y a un retroceso en los peligros procedentes de Europa, pero los riesgos siguen siendo elevados y los avances son muy frágiles, dijo el martes el Fondo Monetario Internacional.

Los costos de financiamiento de corto plazo de España saltaron este martes en una subasta de más de 3,000 millones de euros en deuda gubernamental, en un buen anticipo para una colocación clave de bonos de largo plazo esta semana.

ros