El crudo de referencia West Texas Intermediate (WTI), para entregas en febrero, subió hoy 1.30 dólares (1.4 %) y se cotizó en 93.12 dólares por barril.

El alza fue favorecida por los acuerdos logrados la noche del martes en el Congreso de Estados Unidos con el fin de evitar el llamado "precipicio fiscal", lo que dio un impulso a los mercados accionarios y de materias primas en todo el mundo.

Con un aumento general de impuestos y un severo recorte en los gastos del gobierno, que equivaldría a un golpe a la economía de 600,000 millones de dólares, el "precipicio fiscal" habría seguramente arrastrado a Estados Unidos a una nueva recesión.

Las cotizaciones fueron beneficiadas, además, porque el sector de la manufactura en Estados Unidos repuntó en diciembre pasado, luego de sufrir una contracción en noviembre, informó el Instituto para la Administración del Suministro (ISM, por sus siglas en inglés).

"Se ha eliminado algo del nivel de incertidumbre del mercado tras el acuerdo fiscal en el Congreso" estadunidense, sostuvo Dominick Chirichella, analista de Energy Management Institute.

MFH