El crudo cayó el miércoles más de 5% en Nueva York y quedó en su nivel más bajo desde 2004, luego que Estados Unidos anunció un aumento de sus stocks de productos petroleros.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en febrero perdió 2 dólares a 33.97 en el mercado de Nueva York.

NOTICIA: Conflicto entre Arabia Saudita e Irán agrava posición de OPEP

El barril de Brent, el petróleo negociado en Londres, cayó el miércoles por debajo de los 35 dólares por primera vez desde 2004, en un mercado deprimido por un exceso de oferta, pese a una subida de los inventarios en Estados Unidos.

Hacia las 17H10 GMT, el barril de Brent del mar del Norte con entrega en febrero operaba a 34,62 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, una caída de 1,80 dólares con respecto al cierre del martes.

Los inventarios de petróleo de Estados Unidos cayeron de forma inesperada la semana pasada y los de gasolina subieron a su mayor nivel desde 1993, mientras que los de destilados aumentaron más de lo previsto, mostraron el miércoles datos de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

NOTICIA: Inventarios de gasolina en EU, en su mayor nivel desde 1993

Las existencias de crudo cayeron en 5.1 millones de barriles en la semana pasada, a 482.3 millones, frente a expectativas de analistas de un incremento de 439,000 barriles.

Inmovilismo de la OPEP

"Un dólar más fuerte, y las inquietudes que pesan sobre la demanda y la oferta lastran gravemente los precios" del petróleo, explicaron por su parte los analistas de Commerzbank.

Estos analistas consideran que las tensiones entre Arabia Saudita e Irán son negativas para las cotizaciones del crudo, porque hacen improbable cualquier acuerdo en la Organización de Países Exportadores (OPEP, a la que pertenecen ambos) en favor de una acción destinada a reducir la oferta y sostener así los precios.

Desde mediados de 2014, las cotizaciones del crudo han caído en torno al 65% y solamente en 2015 bajaron un 35 por ciento.

Los precios del crudo aceleraron su derrumbe en diciembre pasado después de que la OPEP, cuyos miembros producen algo más de un tercio del petróleo mundial, decidieran mantener sin cambios si nivel actual de producción pese a la debilidad de las cotizaciones.

Este inmovilismo del cártel penaliza fuertemente a algunos de sus miembros, como Venezuela, Argelia, Nigeria o Ecuador, fuertemente dependientes de la renta petrolera, de donde obtienen la mayoría de sus divisas.

La producción de los países de la OPEP se sitúa actualmente en torno de los 32 millones de barriles diarios (mbd).

Otro elemento que anticipa mayor oferta de crudo en el mercado: Irán se prepara para reanudar sus exportaciones de petróleo hacia Europa tras el esperado levantamiento de las sanciones occidentales contra Teherán, después del acuerdo nuclear cerrado en julio pasado con las grandes potencias.

"Esto se suma al hecho que hemos tenido incesantes noticias negativas que vienen desde China (...) por lo que hubo efecto bola de nieve", explicó James Hughes, analista de GKFX.

Con información de Reuters

mac