El petróleo operó entre modestas ganancias y pérdidas durante la sesión del jueves, antes de repuntar cerca del cierre del mercado.

Los futuros del crudo en Estados Unidos (WTI) subió 0.47% para quedar en 53.36 dólares por barril, en tanto, el Brent cayó 0.32%, cotizando en un precio de 55.65 dólares por barril y la mezcla mexicana perdió 0.17 centavos, para ubicarse en un precio de 45.34 dólares por barril.

Los inventarios globales están saturados y la oferta es alta, en particular en Estados Unidos.

Datos oficiales mostraron que las existencias de crudo y gasolina llegaron a niveles récord la semana pasada.

Analistas del mercado energético afirman que el mercado petrolero está dividido por esas dos fuerzas opuestas: los recortes acordados por la OPEP y el volumen creciente de producción e inventarios en Estados Unidos.