Los precios del crudo en Estados Unidos avanzaron el martes cerca de un 1%, después de que inundaciones en la región central del país restringieron el flujo de crudo desde el principal centro de almacenamiento en Cushing, Oklahoma.

Los futuros del West Texas Intermediate de Estados Unidos (WTI) ganaron 51 centavos, o un 0.87%, a 59.14 dólares el barril, tras el feriado del lunes.

"Las inundaciones parecen tener impacto en los centros de distribución en Estados Unidos, desacelerando la salida de carga desde Cushing y creando ofertas por el WTI", dijo Phillip Streible, estratega senior de mercado de RJO Futures en Chicago.

Mientras, los futuros del referencial internacional Brent cerraron estables, a 70.11 dólares por barril.

Los precios del crudo han estado atrapados entre temores a una desaceleración del crecimiento económico y expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados extiendan su acuerdo de reducción del bombeo.

La OPEP y sus aliados, liderados por Rusia, se reunirán los días 25 y 26 de junio para discutir su política de producción, aunque no está claro si el pacto se extenderá.

No obstante, los inversores siguen cautos por la prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China, que podría afectar a la economía global y reducir el consumo de combustible.

"La guerra comercial entre Estados Unidos y China no mejora y realmente está comenzando a pesar sobre el crecimiento", afirmó Bill Baruch, presidente de Blue Line Futures en Chicago. "La demanda por crudo podría caer".