De continuar el aumento en el precio del barril de petróleo en el mercado internacional podría causar una recesión mundial, coincidieron expertos.

El precio del barril de crudo de referencia tuvo un incremento de 13.4% desde el cierre del 2010 a la fecha, mientras que la mezcla mexicana se disparó a 41% en el mismo periodo. Hasta hoy, el crudo WTI tiene un costo en el mercado internacional de 105.43 dólares y la mezcla mexicana vale 113.922 dólares por barril, lo que refleja la tendencia de incremento del precio.

Raúl Feliz Ortiz, catedrático del Centro de Investigaciones y Docencia Económicas, explicó que si el precio del petróleo aumenta 16.6% y se mantiene en ese o en un mayor precio por seis meses, la economía estadounidense tendría una caída de 1 o 2% en el año, lo que provocaría un estancamiento en el país vecino y hasta una recesión.

Para que se obtenga el resultado que pronostica el especialista en la economía estadounidense sería necesario que el crudo de referencia americano costara 122.9 dólares y la mezcla mexicana de 132.8 dólares por barril, precios que se superaron en el 2008, cuando la economía de EU cayó en recesión a causa de la crisis financiera.

Miguel García Reyes, catedrático del Instituto Politécnico Nacional (IPN), explicó que los países importadores de petróleo –como Estados Unidos y China- son los más afectados en sus economías con los elevados precios del hidrocarburo, lo que provoca un estancamiento económico.

Otro factor que se debe de tomar en cuenta es que las gasolinas y el diésel incrementan su valor, lo que se genera una espiral inflacionaria , precisó.

Mario Luis Cortés Mencia, experto de la Universidad Panamericana, comentó que la crisis de la Unión Europea dejó de ser el problema de importancia por el momento, ahora la dificultad es el precio del petróleo y los problemas en Irán, conflicto que puede agravar el tema del precio del crudo.

Sin embargo, para Miguel García Reyes, los problemas en el Medio Oriente pueden hundir por completo a países europeos en problemas financieros, como Grecia, España y Portugal.

OTRA CARA DE LA MONEDA

México es beneficiado por el alto precio del petróleo, pero al mismo tiempo lo perjudica, ya que provoca una espiral inflacionaria en la economía interna, coincidieron los expertos García Reyes, del IPN, explicó que al incrementar el precio del crudo aumenta automáticamente el precio de la gasolina, lo que provoca que se disparen los costos de materias primas, alimentos, transportes y productos derivados del energético.

Las personas requieren del combustible para transportarse y realizar su trabajo, por lo que utilizan siempre la misma cantidad del energético aun cuando tengan que pagar más por él , explicó.

Los expertos coincidieron en que los altos precios del crudo pueden ser un generador de recesiones, pero también de pobreza y desigualdad, ya que al aumentar el precio del crudo sube el valor de los productos de la canasta básica, por el mayor costo de transportación.