La expectativa de un menor crecimiento económico a nivel mundial impactó fuertemente el mercado de commodities la semana pasada, especialmente en las cotizaciones del precio del petróleo y los metales preciosos, coincidieron analistas consultados.

Los futuros del WTI anotaron su mayor baja semanal en dólares desde que el petróleo empezó a operar en la Bolsa Mercantil de Nueva York en 1983, al caer 16.75 dólares. En la semana, los futuros del crudo estadounidense bajaron 14.7%, su caída porcentual más grande desde mediados de diciembre del 2008.

El Brent bajó 1.67 dólares o 1.51%, a 109.13 dólares el barriles. En la semana, el Brent cayó 16.76 dólares, también su mayor descenso en dólares.

Destacó el descenso en el precio de la plata cuyo precio se desplomó 26% semanal para ubicarse en 35.4 dólares la onza, mientras la cotización del oro retrocedió 4.3% a 1,494 dólares la onza.

Principales factores

El freno de los metales y otras materias primas derivó de la expectativa de que la Fed no continuará con su mecanismo de recompra de deuda. Aunado a lo anterior, el comunicado de política monetaria del Banco Central Europeo generó la percepción de que una nueva alza de sus tasas de interés podría aplazarse hasta julio.

Al respecto, el analista de Scotiabank, Gustavo Hernández, consideró: Fueron notables los movimientos en el mercado de materias primas. Los precios del petróleo y de metales como el oro y la plata cayeron ante una ola de ventas masivas que se atribuyó a la perspectiva de un menor crecimiento mundial; ello confirma la existencia de burbujas especulativas en diversos mercados .

Por su parte, el director de análisis de Invex Casa de Bolsa, Rodolfo Campuzano Meza, observó que, a la par de los anuncios anteriores, las autoridades de la Bolsa Mercantil de Chicago decidieron aumentar los montos requeridos para realizar operación de futuros de la plata: Los requisitos para respaldar posiciones especulativas incrementaron a lo largo de la semana; el monto mínimo aumentó de 11,745 dólares a 21,600 por contrato y, con ello, el precio de dicho metal, que había subido de manera estratosférica, se desplomó 26% y en un movimiento de réplica, el valor del oro retrocedió 4.3 por ciento .

Desempeño extraordinario

No obstante el desempeño negativo de la primera semana de mayo para los metales, en abril pasado, el rendimiento anualizado de la plata fue de 130% con un precio promedio fue de 42 dólares la onza, contra 18 dólares por onza promedio registrado en abril del 2010; mientras en el caso del oro el premio anualizado fue de 28 por ciento.

En el corto plazo, el oro podría llegar a 1,650 dólares la onza, impulsados por altos precios del crudo, un dólar debilitado y tasas reales negativas , consideraron analistas de Merrill Lynch y advirtieron que el rally cíclico en favor del oro llegará a su fin.

[email protected]