El petróleo terminó una semana negra en Nueva York con un fuerte retroceso este viernes, afectado por la volatilidad de Wall Street y por una producción estadounidense a niveles históricos.

El barril de light sweet crude (WTI) para entrega en marzo, referencia estadounidense del crudo, cedió 1.95 dólar para cerrar a 59.20 dólares en el New York Mercantile Exchange, haciendo caer la cotización un 9.55% en la semana.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en abril terminó a 62.79 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE), en baja de 2.02 dólares con relación al cierre del jueves y de 8.59% en la semana.

"La fuerte volatilidad de Wall Street parece ser el factor principal de la caída de la cotización", dijo Bill O'Grady de Confluence Investment.

En este contexto, "los inversores efectúan arbitrajes de portafolios y se desprenden del petroleo que han acumulado", añadió.

abr