El petróleo subió el martes en la víspera de un feriado en Estados Unidos, donde llegó a cotizar a 75 dólares, en un mercado que teme por el futuro de la oferta mundial.

En la bolsa mercantil de Nueva York (Nymex) el barril de "light sweet crude" (WTI) en los contratos para entrega en agosto cerró a 74.14 dólares contra 73.94 del lunes. Durante la sesión llegó a valer 75.27; su mejor precio desde noviembre de 2014.

En el mercado londinense, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en setiembre subió 46 centavos y terminó en 77.76 dólares.

El mercado teme una seria reducción de la oferta debido a que problemas políticos bloquean la mayoría de las exportaciones libias. Además, Estados Unidos demandó al mundo no comprar petróleo iraní a partir de noviembre.

"Esos riesgos se suman a que en Venezuela la industria petrolera sigue en constante baja y problemas de infraestructura impiden exportar crudo de Canadá y del sur de Estados Unidos", dijeron analistas de Morgan Stanley.