El petróleo subió el miércoles luego que Estados Unidos informó que sus reservas de productos refinados bajaron más de lo previsto por los analistas.

El barril de Brent del mar del Norte para setiembre cerró a 72,90 dólares en el mercado de Londres tras ganar 47 centavos.

En Nueva York el barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en agosto subió 68 centavos a 68,76 dólares.

Las reservas estadounidenses de gasolina bajaron esta semana mucho más de lo que preveían los analistas y lo mismo ocurrió con productos destilados como el aceite de calefacción y gasoil.

"Antes de ese informe los precios bajaban, pero luego tomaron un impulso alcista al conocerse los inventarios de los productos refinados", dijo Andy Lipow de Lipow Oil Associates.

También apunto que informes sobre nuevos problemas entre los rebeldes hutíes de Yemen y Arabia Saudí ayudaron al aza del crudo.