El petróleo bajó el lunes luego que el presidente Donald Trump instó en el fin de semana a Arabia Saudí a aumentar sus extracciones para reducir el precio del oro negro.

El barril de Brent para setiembre terminó a 77,30 dólares en el mercado de Londres lo que significó una caída de 1,93 dólares respecto al viernes.

En Nueva York el barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en agosto dejó 21 centavos a 73,94 dólares.

En un tuit, Trump dijo el sábado que Arabia Saudí, primer exportador mundial y líder de la Opep, podría subir incrementar en unos 2 millones de barriles por día su producción.

La Casa Blanca y Riad trataron luego de mitigar el comentario al afirmar que esos dos millones de barriles serían recursos disponibles para cuando sea necesario lograr el equilibrio y la estabilidad del mercado.

"El presidente empuja a Arabia a compensar la caída de la oferta que habrá en el mercado cuando comiencen a aplicarse las sanciones estadounidenses a Irán desde el 4 de noviembre", explicaron analistas del RaboBank.

La Casa Blanca anunció la semana pasada que sancionará a los país que le compren crudo a Irán para castigarlo por sus planes nucleares y por considerarlo un factor de perturbación en Oriente Medio.

"Si Estados Unidos adopta tolerancia cero contra los países importadores de crudo iraní, los precios subirán", estimaron analistas de JBC quienes empero creen que Arabia Saudí no tiene capacidad para cubrir la ausencia total de crudo iraní en el mercado.