El petróleo cayó nuevamente el lunes en un mercado que vislumbra un aumento de la oferta si Rusia y Arabia Saudí acotan los compromisos de reducción de las extracciones.

En Londres, el barril de Brent para agosto cerró a 75.29 dólares tras perder 1.50 dólares respecto al viernes.

En Nueva York el barril de "light sweet crude" (WTI) en los contratos para entrega en julio perdió 1,06 dólares y quedó en 64.75.

"Mientras los productores estadounidenses parecen prepararse para mantener o, incluso, aumentar su actividad con los actuales precios, la mayor preocupación de los inversores es la de saber lo que la Opep decidirá en su reunión de fin de mes", dijo Robbie Fraser de Schneider Electric.

La Opep, que lidera Arabia Saudí, y 10 países productores acordaron a fines de 2016 recortar su producción para mejorar los precios. El acuerdo regiría hasta finales de este año, pero las recientes alzas del crudo han hecho de que el pacto sea puesto en revisión.

"El mercado tiene realmente la impresión de que el acuerdo podría ser cancelado en cualquier momento", comentó Robert Yawger de Mizuho.

El tema ya fue examinado el sábado por técnicos de la Opep y los de otros productores.