Nueva York- Los futuros del crudo en Estados Unidos cayeron 1% este lunes, ya que decepcionantes datos económicos de Alemania reforzaron las preocupaciones sobre la desaceleración de la economía global y debilitaron al euro contra el dólar.

El contrato del crudo estadounidense a noviembre cayó 96 centavos, o 1.03%, a 91.93 dólares el barril, tras operar en un rango entre 91.06 y 93.18 dólares el barril.

El Brent cayó 4.5% la semana pasada, mientras el crudo estadounidense retrocedió 6.2% por preocupaciones sobre la demanda y una promesa de Arabia Saudita de proveer suficiente crudo al mercado para mantener los precios a niveles bajos.

Los futuros del Brent para noviembre cayeron 1.61 dólares a 109.81 dólares por barril, luego de que tocaron un mínimo de 108.78 dólares.

La prima entre el Brent y el crudo estadounidense cayó el lunes CL-LCO1R hasta cerca de los 18 dólares por barril.

En la última semana del tercer trimestre, el Brent va camino a registrar un alza de 12% en el trimestre, luego de que se desplomó 20.4% en el segundo trimestre.

El crudo en Estados Unidos acumularía un avance trimestral de 8%, luego de que perdió 17.5% en el segundo trimestre.

La firmeza del dólar, que encarece el valor de las materias primas en dólares para los inversionistas con otras monedas, también desalentó las compras, lo que se sumó a la presión en los futuros del petróleo.

El índice del dólar subió 0.4% debido a que los decepcionantes datos alemanes presionaron al euro y subrayaron las crecientes incertidumbres en España y Grecia.

Contrarrestando las preocupaciones sobre interrupciones al suministro en otras regiones, se espera que las exportaciones de crudo de Nigeria alcancen un máximo de seis meses en noviembre con casi todos sus campos bombeando cerca de niveles altos, mostraron programas de carga provisionales.

El aumento de las tensiones en Oriente Medio sigue limitando la baja de los precios del petróleo, luego de que Irán sugirió la posibilidad de un ataque preventivo contra Israel.

Irán no toma en serio las amenazas israelíes de un ataque, pero está preparado para defenderse, dijo el lunes el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, en Nueva York.

ros/Rob