Los inversionistas se apresuraron para participar en el regreso de Volkswagen (VW) al mercado europeo de deuda, con la primera emisión de bonos por parte de la fabricante de autos desde el escándalo de las emisiones hace ya dos años.

La emisión de 8,000 millones de euros tuvo una demanda que superó los 24,000 millones de euros.

La emisión indica que VW está volviendo a su patrón tradicional de financiamiento, según Jörg Boche, director de Tesorería del grupo.

Los fondos obtenidos con la emisión se utilizarán para propósitos generales, agregó. No es que estemos infrafinanciados en cuanto a liquidez , dijo Boche, que calificó la emisión como un momento emocionante para VW.

Esta emisión refleja que Volkswagen espera recuperar la confianza de los inversores, anunció Ferdinand Dudenhöffer, director del Centro de Investigación Automovilística de la Universidad de Duisburg-Essen, en Alemania.

Tras el escándalo de las emisiones, la compañía se vio obligada a firmar líneas de crédito de emergencia, entre las que se incluyó un crédito puente de 20,000 millones de euros que no tiene previsto ampliar, dijo Boche.

VW era el principal emisor de bonos corporativos en Europa hasta antes del escándalo de emisiones en septiembre del 2015, cuando se dio a conocer que la compañía admitió haber instalado tecnología que falseaba las pruebas de emisiones en sus automóviles a diesel.

La deuda está siendo colocada en cuatro partes con una maduración promedio de una decada. El bono a 10 años tiene una tasa de interés de 1.9 por ciento. (Con información de agencias)

[email protected]