México se encuentra en un momento importante. Las elecciones el próximo 1 de julio, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la reforma fiscal de Estados Unidos, son algunos eventos que han generado cautela, pero de los que pueden surgir oportunidades.

Diversos panelistas del 13º Summit de Capital Privado en México coincidieron en que es hora de ser pacientes para determinar momentos adecuados para invertir.

En la parte de oportunidades, los Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis) llaman la atención de las administradoras de fondos para el retiro, (afores), las cuales tienen 3.1 billones de pesos de activos bajo administración, pues permitirán la diversificación de sus portafolios con exposición a mercados en el extranjero.

Uno de los sectores más llamativos para los inversionistas —entre ellos las afores— es el de infraestructura. Uno de los interesados en dicho segmento es Afore Sura, institución que ha invertido en proyectos como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Pese al momento de incertidumbre por el que atraviesa el país, los fundamentales de la segunda economía más importante de América Latina lucen sólidos.

perspectiva estable

Calificaciones crediticias con perspectiva Estable, por encima del grado de inversión, y estimaciones de crecimiento del Producto Interno Bruto de México de 2.5% para este año son algunos datos positivos.

Las inversiones que llevan a cabo los fondos de capital privado y las afores en México son apuestas de mediano y largo plazo, por lo que los eventos coyunturales no opacan sus proyectos de inversión.

México atraviesa por un momento de presión pero para los panelistas es sólo un momento de lluvia que pasará.

Cerpis ayudarán a afores a diversificarse

Las administradoras de fondos para el retiro (afores) diversificarán más sus inversiones en el extranjero, reduciendo con ello el riesgo país, luego de que se flexibilizaron las reglas de los Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis).

En enero se autorizaron cambios en estos vehículos de inversión para que las afores inviertan hasta 90% de los recursos que administran fuera de México, para así garantizar un mejor rendimiento para las pensiones de los trabajadores mexicanos.

“Ya traemos mucho riesgo México, los fondos de pensiones están invertidos mucho en el país, entonces tenemos que encontrar mecanismos para darles más flexibilidad a las administradoras”, sostuvo el presidente de la Consar, Carlos Ramírez.

Tras su participación en el 13° Summit de Capital Privado organizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), una asociación que agrupa a 177 fondos de capital privado en México, Carlos Ramírez manifestó que ello no significa que las afores reducirán sus inversiones en el país.

En el evento, el director de Afore XXI Banorte, Juan Manuel Valle, consideró que a través de los Cerpis va a seguir creciendo su diversificación, toda vez que su inversión en activos de renta internacional ha llegado a su límite.

El  director de Afore Sura, Enrique Solórzano, consideró que con la flexibilidad en las reglas de inversión en los Cerpis se dará una “salida lenta” de inversiones por parte de las administradoras de las pensiones mexicanas.

“Hay barreras porque empresas grandes reputadas de afuera reciben tickets grandes y habrá afores que no podrán completar ese ticket”, puntualizó el directivo.

Carlos Ramírez destacó que las afores tienen que diversificar sus inversiones en países, en empresas y sectores.

Educación bursátil, clave para crecer

Es importante desarrollar una educación bursátil, pues se están desaprovechando los beneficios de invertir, mencionó Arturo Saval, copresidente de Nexxus Capital.

El director de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, hizo un llamado a desarrollar la educación financiera, pues aun se tiene miedo o se desconocen las ventajas de invertir.

“Eso también explica el problema que tenemos de poca bursatilidad y poca participación”, dijo. Eso, por parte del inversionista. Por lo que refiere al emisor, dijo, casi no se tiene conocimiento o éste es erróneo respecto a la estimación de los costos y requerimientos para salir a Bolsa.

Descartó que visitar la BMV permite, en algunos casos, tener una opción de financiamiento más barata, más competitiva o en su defecto, abaratar las actuales ofertas. Además de señalar la importancia de diversificar las fuentes de fondeo.

En cuanto a este fondeo, los primeros dos meses del año el financiamiento en deuda registró un aumento de más de 10 veces comparados con el año pasado, en más de 20,000 millones de pesos del 2018 frente a los 2,000 millones de los primeros dos meses del año pasado.

El directivo de la BMV adelantó que la próxima semana se tendrá un nuevo fideicomiso de inversión en infraestructura E, el que lanzará el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Por otro lado, los panelistas comentaron que el contexto de coyuntura como las elecciones presidenciales y las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no serán factores que obstaculicen el ritmo de inversión.

Hasta ahora, los CKD quedan a deber a inversores

Los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) están cerca de cumplir los primeros 10 años en el mercado. El instrumento, considerado como alternativo, surgió en el 2009 como una respuesta para que las administradoras de fondos para el retiro (afores) diversificaran su portafolio. A una década de distancia, hay claroscuros.

Por un lado, hay 92 CKD o Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpi) listados en la Bolsa Mexicana de Valores. En ellos hay 160,000 millones de pesos invertidos y 311,000 millones de pesos comprometidos, de acuerdo con datos compartidos en el pánel: “Apuesta de los fondos de pensiones y las aseguradoras en capital privado”, dentro del 13º Summit de Capital Privado en México.

Los CKD en bienes raíces, infraestructura y energía son los más populares; entre los tres segmentos se concentra 65% de los instrumentos.

La parte negativa viene del lado del retorno de inversión. “En promedio, los retornos de inversión de CKD de infraestructura han sido de 10.3% y los inmobiliarios de 6.3%(...) los CKD nos quedan a deber un poco aunque, todavía hay mucho por ver”, dijo Sergio Méndez, directos de inversiones de Afore XXI Banorte.

Una percepción similar tiene Enrique Solórzano, director general de Afore Sura. Hay CKD enfocados a capital privado, donde no hay proyectos y la lentitud de inversión pesa. En los de bienes raíces hay disparidad, aunque en general la sensación es de decepción con retornos netos de 7% y —no todo puede ser negativo— CKD enfocados a infraestructura llegan a tener rendimientos de 5 hasta 23%, de acuerdo con Solórzano.

A futuro, la atención de los inversionistas se enfocará en la regulación que puedan tener estos vehículos, que llega a ser considerada como excesiva.

Agroindustria, segmento para germinar inversiones

Por su relevancia en la economía del país, la agroindustria es un sector que empieza atraer la atención de los inversionistas institucionales mexicanos.

Afore XXI Banorte, la principal administradora de fondos para el retiro, ha realizado una inversión en esta industria por alrededor de 3,000 millones de pesos.

“Nuestra tesis de inversión está enfocada en zonas semiáridas con un enfoque de manejo de agua, pero es un sector bastante abierto”, dijo el director general de Afore XXI Banorte, Juan Manuel Valle.

Tras su participación en el 13 Summit de Capital Privado en México, organizado por la Amexcap, explicó que prácticamente a cualquier parte del mundo se exportan productos mexicanos, de ahí el potencial para encontrar proyectos susceptibles de ser financiados.

Valle explicó que confían sus inversiones en la agroindustria, aun cuando actualmente hay incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN), y el tema agropecuaria es un apartado relevante.

“Estados Unidos es un mercado relevante, pero no es el único, y si algo sale mal con la renegociación del TLCAN, podemos revisar nuestra tesis de inversión, pero actualmente tenemos confianza en el sector”, aseguró Valle.

En el mismo foro, el director general de Afore Sura, Enrique Solórzano, coincidió en que en la agroindustria mexicana hay oportunidades y estarán en disposición de invertir.

Los sectores atractivos, dijo Solórzano, están del lado de activos forestales porque empatan con las inversiones a largo plazo.