El S&P 500 cerró a la baja el martes, tras una sesión volátil, debido a que los riesgos que suponen reabrir la economía muy pronto eclipsaron el reinicio de la golpeada actividad a nivel mundial tras el relajamiento de los confinamientos generados por el coronavirus.

Los inversionistas analizaban la posibilidad de una segunda ola de infecciones por coronavirus frente a las esperanzas de que el alivio de las restricciones pudiera alentar la recuperación de la economía en Estados Unidos, asolada por la pandemia.

El principal experto de Estados Unidos en enfermedades infecciosas, Anthony Fauci, advirtió al Congreso que un levantamiento prematuro de las cuarentenas puede provocar más brotes del mortal coronavirus, que ya ha cobrado la vida de 80,000 estadounidenses y ha puesto a la economía de rodillas.

Los reportes de China, Alemania y Corea del Sur de nuevas infecciones por coronavirus desde que se aliviaron las medidas de confinamiento avivaron los temores de un resurgimiento más amplio de la enfermedad.

El optimismo sobre una recuperación económica y las masivas medidas de estímulos han ayudado al referencial a escalar alrededor de 34% desde sus mínimos registrados tras una liquidación en marzo generada por la pandemia.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 1.89% a 23,764.78 puntos. El S&P 500 perdió 2.05% a 2,870.12 y el NASDAQ Composite bajó 2.06% a 9,002.5 unidades.

Los precios al consumidor en Estados Unidos anotaron en abril su mayor baja desde la Gran Recesión, presionados por la caída de la demanda por gasolina y servicios, como los viajes en avión, debido a que los estadounidenses se quedaron en casa durante la crisis del coronavirus.

Por su parte, la Bolsa Mexicana de Valores cerró con una baja de 0.45%, por lo que su principal indicador, el Índice de Precios y Cotizaciones, terminó en 37,462.89 puntos.