La aerolínea de bajo VivaAerobus obtuvo 1,000 millones de pesos con la emisión de deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que usará para pagar pasivos y para financiar capital de trabajo.

Esta es la segunda colocación de certificados bursátiles que se realiza en el mercado local de deuda corporativa de largo plazo en México, tras un periodo de dos meses sin actividad.

La oferta, con clave de pizarra VIVAACB 19, tiene vencimiento a cinco años, y pagará una tasa de interés variable igual a TIIE+2.18%, muestra el aviso de colocación.

Esta emisión se llevó a cabo bajo el amparo de un programa total que ya había sido autorizado por hasta 3,000 millones de pesos y cuenta con la calificación “AA/M (e)” por parte de Verum Calificadora de Valores y “HR AA (E)” por parte de HR Ratings, debido a la alta calidad crediticia y muy bajo riesgo de incumplimiento ante momentos económicos adversos.

VivaAerobus tiene una estrategia de bajo costo de pasaje, y al mismo tiempo busca atraer al segmento de viajeros que quieren cambiar el transporte terrestre por el aéreo.

Para la empresa, este mercado es prometedor porque tan sólo en el 2017 se registraron 3,000 millones de pasajeros viajando por autobús en México, cifra que se traduce en una potencial demanda de 300 millones para los viajes aéreos con distancias mayores a 400 kilómetros.

Además, la penetración del transporte aéreo sigue siendo baja frente a otras naciones, con 0.33 viajes por persona como porcentaje de la población total. En países como Perú, representa 0.34%, en Brasil 0.45%, en Colombia 0.70%, y Estados Unidos alcanza 2.55 por ciento.

VivaAerobus, el mayor operador en Monterrey, conecta con más de 30 destinos, a través de su flota de 27 aeronaves. En el 2018, transportó aproximadamente a 7.3 millones de pasajeros. Entre enero y septiembre del año pasado reportó ingresos por 7,015.8 millones de pesos.Con esta emisión, comienza a fluir la actividad en el mercado de deuda corporativa de largo plazo, sumando dos emisiones por un total levantado de 6,000 millones de pesos.

Especialistas anticipan que este año sea bajo el número de colocaciones, debido a la incertidumbre actual y la cautela de los inversionistas ante las previsiones de un menor crecimiento económico mundial y volatilidad en los flujos de capital, entre otros temas internacionales y locales.

“Concluye enero con un bajo dinamismo, como se esperaba a principios del 2019, fundamentado por el poco movimiento que se observa históricamente en el primer mes del año y por la incertidumbre observada a nivel internacional y local”, explicó Tania Abdul Massih, directora de Análisis de Deuda Corporativa en Banorte.

[email protected]