Viva Aerobus, la aerolínea mexicana de bajo costo, es una de las empresas que ya tiene planes para llevar a cabo el listado de acciones en la Bolsa de valores, aseguró el director de Finanzas, José Golffier.

Durante una conferencia con motivo de la emisión de certificados bursátiles de corto plazo en la Bolsa Institucional de Valores (Biva), por 250 millones de pesos, el encargado de las Finanzas de la emisora adelantó que la colocación de su capital social ha sido un tema que ya lo han platicado con representantes de dicha plaza bursátil y con agentes colocadores.

“Sí estamos trabajando en eso, sí está en nuestras proyecciones; evidentemente hay mucho trabajo por detrás que tenemos que revisar, desde temas internos y algunos externos (...) No tenemos un calendario específico o una fecha fatídica y no tenemos una obligación tampoco”, sostuvo Golffier.

Lo anterior, dijo, porque en las próximas semanas esperan recibir una inyección de capital por poco más de 200 millones de dólares de parte de un inversionista internacional, cuyo nombre fue omitido, por lo que no hay urgencia para llevar a cabo una Oferta Pública Inicial accionaria en la Bolsa.

De hecho, directivos de la compañía mencionaron que por ahora sus planes de crecimiento son orgánicos y descartaron una alianza o adquisición con otras aerolíneas, como Interjet como se dio a conocer recientemente.

“Claramente, (colocación de capital) es algo que está dentro de nuestros planes de crecimiento y creo que es un paso natural para una empresa como Viva Aerobus y, por supuesto, lo vamos a trabajar con mucha diligencia y detalle, para que en el momento en que vayamos al mercado de capitales, que es un gran paso para la compañía, nos aseguremos de que sea la oferta más exitosa a la que podamos aspirar”, manifestó José Golffier.

Sigue habiendo apetito: Biva

En tanto, la directora general de Biva, María Ariza, comentó que las recientes emisiones en el mercado de deuda muestran que hay apetito por parte de los inversionistas, pero se requiere ofrecerles certeza jurídica y seguridad.

“Para que exista un ambiente con interés y apertura por parte de inversionistas nacionales e internacionales tiene que haber certidumbre”, sostuvo. Reconoció que en el último año se ha observado en México un ambiente con contracción en el crecimiento económico, discusiones con la iniciativa privada y la administración pública con relación a contratos futuros, todo esto ha orillado a los inversionistas a un estado de stand by, mientras esperan a ver cuáles serán los siguientes pasos del gobierno federal.

María Ariza compartió que un par de empresas que estaban en vías de salida a Bolsa, el año pasado, tuvieron que posponer sus planes por el sentimiento de cautela y menor apetito de los inversionistas.

[email protected]