Los mercados mundiales cayeron drásticamente después de que el nuevo gobierno de Hungría comparara al país con Grecia y mencionara la posibilidad de un default. Por lo que los inversionistas deben estar preguntándose ¿a qué está jugando el gobierno?

El partido Fidesz llegó al poder el sábado pasado. Lajos Kosa, su vicepresidente, dijo que las posibilidades de que Hungría evite "una situación griega" son "pocas" y que la economía estaba "mucho peor" de que lo que se había calculado anteriormente.

La afirmación podría haber parecido un error aislado. Pero el viernes un portavoz del primer ministro Viktor Orban aumentó el temor, diciendo que el gobierno anterior había, como el ex gobierno de Grecia, "falsificado información" y que los rumores de un cese en los pagos de deuda no eran exageraciones.

La explicación probable para ese aparente suicidio económico es que la nueva administración quiere renegociar el plan existente con el FMI.

Hungría, una advertencia más para Europa

La economía húngara es pequeña pero su capacidad de afectar a los mercados es grande.

Los bancos de la zona euro están fuertemente expuestos -y ya tienen problemas suficientes en sus países.

El euro cayó y los mercados globales tambalearon. Hungría es una advertencia de que otros países que el FMI y la UE han rescatado -especialmente Grecia- podrían requerir más asistencia si se debilita la voluntad de aguantar duras medidas de austeridad.

Europa pierde racha de ganancias

Las bolsas europeas pusieron fin a una racha de cuatro sesiones de alzas y cerraron el viernes con una fuerte pérdida.

Las acciones del banco francés Societe Generale cayeron 7.6% por las preocupaciones por sus operaciones de derivados. No obstante, una portavoz de la entidad dijo que "si hubiese algo de que informar lo habríamos hecho".

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una baja de 1.9% a 998.6 puntos. Sin embargo, terminó la semana con un alza de 0.1 por ciento.

Acciones de EU en mínimo de cuatro meses

Las acciones estadounidenses bajaron el viernes a su menor nivel desde febrero por la decepción ante las cifras de empleo de mayo, que se sumó al temor que provocó saber que Hungría podría seguir los pasos de Grecia y desarrollar una crisis de deuda.

El promedio industrial Dow Jones bajó 323.31 puntos, o 3.15%, a 9,931.97 unidades. El índice Standard & Poor's 500 perdió 37.95 puntos, o 3.44%, a 1,064.88 unidades.

El índice tecnológico Nasdaq Composite retrocedió 83.86 puntos, o 3.64%, a 2,219.17 unidades.

En la semana, el Dow Jones se hundió 2% y el S&P 500 cedió 2.3%, mientras que el Nasdaq bajó 1.7 por ciento.

Temores afectan a México

El principal índice bursátil de la BMV, el IPC, culminó la sesión en 30,992 puntos, con lo que acumuló en la semana una caída del 1.76 por ciento. En el transcurso del año arrastró un rendimiento negativo del 3.51 por ciento.

Euro y Peso se deprecian

La divisa mexicana se depreció el viernes 1.25%, según el precio final del Banco de México, por la búsqueda de activos más seguros ante temores de que la crisis de la zona euro se esté extendiendo hasta Hungría, y tras un débil reporte laboral en Estados Unidos.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdió 16.00 centavos a 12.9640/12.9680 por dólar.

La moneda osciló entre 12.8050 y 12.9850 pesos por dólar.

El euro cayó por debajo de 1.20 dólares, su peor nivel en más de cuatro años, en medio de serias preocupaciones sobre las finanzas públicas de Hungría.

Autoridades financieras de los países del Grupo de los 20 reunidas en Corea del Sur expresaron también sus temores a que los problemas financieros y bancarios de la zona.

RDS