Los índices avanzaron este miércoles, después de darse a conocer datos de inflación y ventas minoristas en Estados Unidos.

El S&P/BMV IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores, escaló 0.99%, a 48,400.75 unidades; el FTSE-BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores, avanzó 0.96%, a 981.37 puntos.

Tan sólo América Móvil, la emisora de mayor peso en S&P/BMV IPC, presentó un incremento en sus acciones de 4.26 por ciento.

Los índices mexicanos cerraron en línea con sus pares de Estados Unidos. El S&P 500 subió 1.34%, a 2,698.63 puntos; el NASDAQ avanzó 1.86%, a 7,143.62 unidades y el Promedio Industrial Dow Jones tuvo una plusvalía de 1.03%, a 24,893.49 puntos.

Emisoras como Apple, Microsoft y Amazon, las de mayor peso en el S&P 500, tuvieron alzas en sus papeles de 1.84, 1.57 y 2.58%, respectivamente.

Los índices de ambos países remontaron a los datos de inflación de Estados Unidos, donde se mostró una aceleración en los precios de 2.1% durante enero; superando el estimado de 1.9 por ciento.

La preocupación de los inversionistas en torno a la inflación es que la Fed ejecute una política más restrictiva a la esperada, lo que haría más interesante la inversión en bonos del tesoro; tan sólo los de 10 años se ubican en 2.9%, su nivel más alto en cuatro años.

Un dato que logró contrarrestar las preocupaciones de los inversionistas fue el de ventas minoristas de enero en Estados Unidos, que retrocedieron 0.3% cuando se esperaba un alza de 0.2 por ciento.

“Las ventas al menudeo, indicativas del estado de la confianza y curso del gasto del consumidor, cayeron en enero, registraron su mayor baja en casi un año. Tal resultado estuvo determinado por una caída en ventas de autos y en una disminución en la demanda de materiales de construcción”, explicó Danya Miranda, analista de Scotiabank en un análisis.

La debilidad de las ventas al menudeo actuó como contrapeso y permitió un regreso de flujos a activos de mayor riesgo, de acuerdo con el Análisis y Estrategia Bursátil de Banorte.

[email protected]