Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron en mayo por primera vez en 11 meses, afectadas por un fuerte descenso en las compras de autos, según un informe gubernamental que podría elevar los temores a una prolongada desaceleración económica.

Las ventas minoristas totales bajaron 0.2%, dijo el martes el Departamento de Comercio, tras un incremento revisado a la baja del 0.3% en abril.

Los economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban un descenso del 0.4% desde el alza original de abril del 0.5 por ciento.

En 12 meses a mayo, las ventas minoristas crecieron un 7.7 por ciento.

RDS