Las ventas minoristas de Estados Unidos anotaron en abril su menor avance en nueve meses, ya que los altos precios de los alimentos y la gasolina restaron gasto en otras áreas, mostró el jueves un informe del Gobierno.

Sin embargo, revisiones al alza del dato de marzo sugieren que el gasto del consumidor en el primer trimestre del año sería más fuerte de lo que se pensó originalmente.

El total de las ventas minoristas aumentó un 0.5% en el décimo mes consecutivo de avance, indicó el jueves el Departamento de Comercio. Las ventas de marzo fueron revisadas a un incremento del 0.9%, frente al dato preliminar de un alza del 0.4 por ciento.

Economistas consultados por Reuters esperaban que las ventas minoristas aumentarían 0.6% durante abril.

El dato indica que el gasto de los consumidores, que r epresenta el 70% de la actividad económica estadounidense, tuvo un lento inicio en el segundo trimestre debido a que los presupuestos de los hogares se vieron restringidos por los altos precios de la gasolina y los alimentos.

RDS