Gruma, la mayor productora de harina de maíz y tortillas en el mundo, reportó que su el flujo operativo (EBITDA) creció 22%, a 3,505 millones de pesos, en el primer trimestre de este año comparado con igual periodo del 2019.

Lo anterior gracias al mejor desempeño en todas sus subsidiarias, especialmente en Gruma Estados Unidos y por el beneficio de la debilidad del peso, aunque en menor medida.

En el reporte presentado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Gruma detalló que el EBITDA de las operaciones fuera de México representó 77% de los resultados consolidados.

Sus ventas netas aumentaron 16%, a 21,544 millones de pesos, debido primordialmente a un incremento de 13% en Gruma EU, 8% en GIMSA, 13% en Gruma Centroamérica y 5% en Gruma Europa.

La emisora también se vio beneficiada por la debilidad del peso mexicano frente al dólar, lo cual ayudó a sus operaciones en el extranjero al medirse las cifras en términos de pesos.

termometro.economico@eleconomista.mx