Los futuros de maíz y trigo se hundieron más de 3% el lunes en el mercado de Chicago, arrastrados por ventas técnicas y de fondos que se sumaron a las preocupaciones por tensiones comerciales con importadores globales de materias primas.

Los futuros de soya también bajaron y quedaron muy cerca de mínimos de contrato por temores a que un agravamiento de las disputas comerciales con China, el mayor importador mundial de la oleaginosa, frene las exportaciones y eleve los niveles de los inventarios en Estados Unidos.

El maíz para septiembre bajó 12.5 centavos a 3.47 dólares por bushel, mientras que el contrato a diciembre correspondiente a la nueva cosecha cayó 12.25 centavos a 3.59 dólares. Los futuros a julio, en periodo de entrega, tocaron mínimos para contrato inmediato desde diciembre.

El trigo rojo blando de invierno para septiembre en Chicago bajó 21 centavos a 4.8025 dólares por bushel. La caída, de 4.2%, fue la mayor para el contrato más activo desde el 13 de julio del 2017.

El contrato en Kansas cayó 17.75 centavos a 4.7075 dólares por bushel. El trigo de primavera para septiembre bajó 9.75 centavos a 5.27 dólares por bushel.

Los descensos de los precios borraron las ganancias del viernes, cuando subieron por temores a una carencia de suministros por una menor cosecha en Francia.

La soya para agosto bajó 10 centavos a 8.5350 dólares por bushel, mientras que los futuros a noviembre —correspondientes a la nueva cosecha— cayeron 10.50 centavos a 8.6950 dólares.

Hubo pocas señales de una solución negociada para las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. El gobierno chino dice que impondrá un arancel extra de 25% a las importaciones de más de 500 productos estadounidenses, entre ellos la soya, a partir del 6 de julio en represalia a tarifas de Estados Unidos.