Hoy está previsto liquidar la participación de los inversionistas que compraron títulos del Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E), colocado en el mercado local para financiar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que ya fue cancelado por el actual gobierno federal.

De acuerdo con Gerardo Ferrando Bravo, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), se pagarán alrededor de 34,000 millones de pesos, de los que 4,000 millones corresponden a la parte proporcional de 10% de intereses convenidos por el ajuste inflacionario y por el pago anticipado del capital recaudado que se usaría para construir la terminal aérea en Texcoco.

En la asamblea de tenedores del Fibra E del NAIM, celebrada el 12 de febrero con 98.7% de los inversionistas, se aceptó de manera unánime que la liquidación se hiciera por 5,443 millones 604,589 Unidades de Inversión (Udis), equivalentes a 34,033 millones de pesos, considerando el valor de la Udi publicada por el Banco de México el 10 de febrero.

“Estimamos que la liquidación se lleve a cabo el 28 de febrero del 2019 a través del Indeval, en el entendido que, en caso de que la distribución no se realice en dicha fecha, el monto a pagar será ajustado conforme a la metodología prevista en las características de las Acciones Serie P representativas del capital social de GACM”, indicó el grupo aeroportuario tras la asamblea de tenedores del Fibra E del NAIM.

Habría otra fecha

No obstante, el fideicomiso del NAIM puntualizó, en el reporte financiero del cuarto trimestre del 2018, que en caso de que no se liquide a los tenedores hoy esto pasará en el transcurso del tercer trimestre de este año.

El GACM colocó hace casi un año el Fibra E del NAIM, con el que captó 30,000 millones de pesos entre 94 inversionistas vía la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Cuatro administradoras de fondos para el retiro (afores) —XXI Banorte, Inbursa, Pensionissste y Profuturo— invirtieron 13,500 millones de pesos en conjunto.

En su momento, Gerardo Ferrando Bravo aseguró que los recursos para la liquidación provienen del monto originalmente recaudado, el cual está depositado en el fideicomiso de construcción, por lo que no se utilizarán recursos públicos. Asimismo, garantizó que también está a “salvo la inversión de los ahorradores a través de las afores y otros inversionistas”.

Cada título del Fibra E se vendió a 100 pesos. Hasta se intercambiaron en 110 pesos, lo que representa un rendimiento de 10%, considerando el precio de colocación.

Sin embargo, tras la liquidación del Fibra E y la recompra de un tercio, o 1,800 millones de dólares de los bonos verdes, por 6,000 millones de dólares emitidos en mercados extranjeros para financiar el NAIM, aún quedan pendientes 4,200 millones de dólares de deuda.

El proyecto del NAIM se gestó en la pasada administración federal (2012-2018) como la más grande obra de infraestructura, que implicaría una inversión de 13,300 millones de dólares.

La terminal resolvería los problemas de saturación que enfrenta actualmente el aeropuerto internacional Benito Juárez. Sin embargo, tras una consulta popular, el nuevo gobierno decidió cancelar su construcción. Las obras arrancaron en septiembre del 2015 y fueron suspendidas el 27 de diciembre del 2018.

Se deslistará de la BMV

Sobre el desliste, el director de la BMV, José Oriol Bosch, explicó que tras el acuerdo alcanzado entre los tenedores de los títulos del Fibra E del NAIM y el GACM, y una vez que se lleve a cabo la liquidación, seguirá el proceso de baja del vehículo en la BMV, el cual es muy sencillo.

“Para el desliste seguimos un proceso legal. Esperamos el oficio de cancelación por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que puede recibirse el mismo día (de la liquidación), para cerrar el expediente”, detalló el director general adjunto de Emisoras e Información de la BMV, José Manuel Allende.

José Oriol Bosch puntualizó que después de que el GACM adquiera los papeles del Fibra E del NAIM el ticket automáticamente dejaría de operar, porque ya no hay títulos circulando en el mercado de valores.

“El desliste es algo muy simple y muy común para algunos instrumentos. Es algo que la Bolsa ha hecho muchas veces”, aseguró el director general de la BMV.

Esta será la primera vez que se dará de baja un Fibra E, un vehículo financiero que surgió en septiembre del 2015.

Tras el desliste del Fibra E del NAIM, seguirían cotizando tres fibras E en el mercado de valores mexicano.

Un fideicomiso corresponde al emitido por la Comisión Federal de Electricidad en febrero del 2018, con el que recaudó más de 16,388 millones de pesos para financiar el plan de crecimiento de la infraestructura eléctrica del país.

Otro corresponde a la emisión de Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra), que comprometió el derecho de cobro de peaje de la autopista México-Toluca. El tercero es el de Promotora y Desarrolladora Mexicana (Prodemex), que obtuvo 6,136 millones de pesos al monetizar cárceles y una vialidad en el Estado de México.

judith.santiago@eleconomista.mx