En el primer trimestre del año, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) registró una utilidad neta de 6,765 millones de pesos, 133% superior a la registrada en el mismo periodo del 2016, mientras que los ingresos crecieron 38% en el mismo lapso, gracias en parte a las medidas de disciplina financiera y reducción de costos contenidas en su Plan de Negocios 2017-2021.

NOTICIA: La CFE y Pemex dominan la demanda de gas natural

Al dar a conocer sus resultados trimestrales, la empresa productiva del Estado precisó que la utilidad neta registrada, de 6,765 millones de pesos, es mayor en 133% respecto a la pérdida de 20,219 millones de pesos que registró en el mismo periodo de 2016.

Expone que los ingresos aumentaron en 27,288 millones de pesos, 38% más cuando son comparados con los ingresos reportados en el mismo periodo de 2016.

Este aumento se debe, en su mayor parte, a mayores ventas por concepto de energía eléctrica y al reconocimiento parcial del subsidio a las tarifas eléctricas para usuarios finales otorgado por el gobierno federal, precisa la CFE.

Los costos totales en el primer trimestre de 2017 tuvieron un incremento de 0.3% respecto al mismo periodo de 2016, debido principalmente al aumento en los precios de los combustibles utilizados para generar energía eléctrica.

A su vez, se observó una disminución en el costo financiero, asociada a la apreciación del tipo de cambio peso frente al dólar observada en el periodo.

Cabe destacar que a diferencia del costo financiero incurrido en el primer trimestre de 2016 de 6,253 millones de pesos, en el primer trimestre de este año se logró un ahorro en el costo financiero de 13,960 millones de pesos, resultado de una utilidad cambiaria por 26,715 millones de pesos.

Durante el primer trimestre del 2017, la utilidad bruta, es decir aquella que se obtiene al calcular las ventas menos los costos, también fue positiva por 20,359 millones de pesos, lo que significa que los ingresos por la venta de energía fueron mayores a los costos de la empresa asociados directamente con la producción y venta de electricidad.

A este resultado se le restan componentes no asociados directamente con el despacho de la energía eléctrica, como la depreciación, que ascendió a 11,818 millones de pesos, y así se obtiene una pérdida de operación de 7,194 millones.

De esta forma, durante el primer trimestre, el resultado neto mostró una mejora por 26,984 millones de pesos respecto a lo registrado en el mismo periodo del 2016, destaca la empresa.

NOTICIA: Mantiene lupa en Pemex y CFE; confirma perspectiva Negativa

La CFE añade que continúa instrumentando las medidas de disciplina financiera y reducción de costos contenidas en su Plan de Negocios 2017-2021, así como las relacionadas a la reforma energética que ha fortalecido su posición financiera y le ha permitido ofrecer un servicio de mayor calidad, a precios competitivos y con procesos más amigables con el medio ambiente.

erp