El gigante textil español Inditex, propietario de la marca Zara, obtuvo en el 2017 una utilidad neta de 3,368 millones de euros, en alza de 7% y muy superior al de su gran rival, el grupo sueco H&M.

El incremento del beneficio es, no obstante, inferior al del 2016 (+10%) y el de 2015 (+15 por ciento).

La acción vivió una jornada volátil. Al poco de la apertura en la Bolsa de Madrid sufrió una caída de hasta 5%, probablemente porque el margen bruto del último trimestre se vio afectado por la decisión de retrasar la llegada de las nuevas colecciones primavera-verano a las tiendas de Zara.

El objetivo era ajustar las colecciones en tiendas y en Internet, pero el grupo se vio de esta forma con menos productos en venta y a tarifa plena, indicaron los analistas de Bankinter en una nota. Si no fuera por la venta de 15 tiendas en España y Portugal, el beneficio de Inditex habría caído 1.5% en ese periodo.

Sin embargo, al cierre de la jornada logró estabilizarse y ganó 3.83%, a 25.19 euros cada una.

más del doble

Las utilidades del grupo español representan más del doble de los de H&M en el 2017 (1,600 millones de euros).

Inditex supera también a su competidor sueco en términos de ventas, ya que su volumen de negocio alcanzó los 25,336 millones de euros, frente a los 22,700 millones de H&M.

En el conjunto del año, las ventas del grupo fundado por Amancio Ortega aumentaron 9% interanual.

Europa representa más de 60% de las ventas, y España 16%, en ligera caída.

Las ventas en Internet representaron por su lado 10% del volumen de negocio global, explicó Inditex, que por primera vez desveló el dato. Dicho apartado creció 41% en el 2017.

El grupo explicó, por otro lado, que invirtió 1,800 millones de euros en el 2017 “en el desarrollo de su modelo integrado de tiendas y ventas en Internet”.

Parte de ese dinero se dedicó a expandir la tecnología RFID, un sistema de chips electrónicos que se colocan en las etiquetas de las prendas, y que permite establecer un inventario muy preciso de las ventas y los stocks.

El grupo contabilizó 183 aperturas netas de tiendas en el 2017, frente a 279 el año anterior. Con esto tiene ya un total de 7,475 tiendas en todo el mundo, sumando sus ocho marcas, entre ellas Zara, Massimo Dutti, Oysho, Stradivarius y Bershka.

Extendió sus ventas por Internet a cinco países más: Tailandia, India, Malasia, Vietnam y Singapur.

La ralentización del crecimiento de Inditex a lo largo del 2017 hizo que la acción retrocediera desde junio en la Bolsa de Madrid, donde perdió más de un tercio de su valor.