De enero a junio, Grupo Financiero HSBC ubicó una utilidad neta de 3,701 millones de pesos, cifra que significó un alza de 59.3% o 1,377 millones de pesos en comparación de los beneficios registrados en igual lapso de 2017.

Los ingresos totales excluyendo la estimación preventiva para riesgos crediticios ascendieron a 21,94 millones de pesos, cantidad 12.2% superior en su comparación interanual.

En comunicado para dar a conocer el balance trimestral, la institución señaló que el resultado trimestral se alineó al incremento de los ingresos totales, de la cartera de crédito, así como de la contracción de las estimaciones preventivas para riesgos crediticios.

Las estimaciones preventivas para riesgos crediticios reportadas para la primera mitad del año alcanzaron 4,060 millones de pesos, suma que implicó una reducción de 5.6% o de 243 millones de pesos respecto el primer semestre del año pasado, expuso. 

Por su parte, la cartera de crédito neta superó al cierre de junio pasado los 327,600 millones de pesos, saldo que representó un aumento a tasa anual de 15.2%, donde destacó el crecimiento de los préstamos del portafolio de consumo y comercial.

Añadió que al terminar el primer semestre del 2018, el Índice de Morosidad (Imor) de la cartera se colocó en 2.8%, promedio que implicó un decremento interanual de 0.5 puntos porcentuales.

Respecto a los depósitos, resaltó que al concluir el sexto mes del año, ascendieron a más de 374,400 millones de pesos, es decir, mostraron una expansión de 18.4% o de más de 58,300 millones de pesos en comparación de junio del año pasado.