La utilidad neta de la parte controladora de Cementos Mexicanos (Cemex) cayó 92% en el primer trimestre del año, al cerrar en 26 millones de dólares contra los 336 millones del mismo periodo de 2017, informó la emisora en su reporte enviado a la Bolsa mexicana.

En él muestra que el flujo de operación (EBITDA) se redujo 4%, a 535 millones de dólares, respecto al periodo de comparación.

Las caídas respondieron a condiciones climáticas adversas en las operaciones en Europa y Estados Unidos, mayores costos de energía, pérdidas por fluctuación cambiaria y menores ganancias en instrumentos financieros.

“Los sólidos resultados en México y Europa y Asia, Oriente Medio y África (AMEA) se vieron contrarrestados por las duras condiciones climáticas en Europa y Estados Unidos y por el negativo efecto calendario de la Semana Santa”, cita un análisis de Citibanamex.

Las menores ganancias de la cementera se situaron por arriba de las proyectadas por Banorte-IXE y Barclays; estimaban una caída de 65.6% y 68%, en ese orden.

Mientras que el EBITDA consolidado fue 9% mayor contra las proyecciones de Citibanamex y 4% versus el consenso de analistas.

Las ventas de Cemex crecieron 8%, a 3,381 millones de dólares, aunque al ajustarlas a las fluctuaciones cambiarias arroja un alza de 2 por ciento. El avance fue por mejores precios en productos en sus principales mercados, entre ellos México, Estados Unidos y Europa.

Tras dar a conocer su reporte, las acciones de la emisora llegaron a caer a un mínimo de 11.94 pesos o 4.25% desde los 12.47 pesos del cierre previo, finalmente cerraron con una caída de 2.49% a 12.16 pesos.

“La reacción inicial sobre el precio de las acciones se exagera, nuestra tesis de inversión sobre Cemex no se modifica, incluso con resultados débiles del primer trimestre. Continuamos creyendo que el 2018 estará dominado por un crecimiento atractivo en los Estados Unidos, el apoyo continuo de sus operaciones europeas y los buenos resultados de México”, explicaron analistas de Barclays a través de un reporte.

“Los resultados ligeramente inferiores en el trimestre estacionalmente más débil del año no alteran significativamente nuestra opinión sobre 2018. Reiteramos nuestra recomendación de Compra de las acciones de Cemex”, escribieron analistas de Citibanamex en un reporte.

Entre enero y marzo de este año, la deuda total más notas perpetuas se mantuvo prácticamente estable respecto al cuarto trimestre del 2017, incrementándose en 3 millones de dólares, a 11,352 millones de dólares, como efecto negativo de la conversión de tipo de cambio de 79 millones de dólares durante el trimestre. Excluyendo las notas perpetuas, la deuda asciende a 10,902 millones de dólares.

La cementera mexicana también reportó pérdidas cambiarias por 82 millones de dólares, debido a fluctuaciones de la moneda mexicana contra el dólar, tal como adelantaron analistas.

Los volúmenes de los productos también fueron afectados por las condiciones climáticas adversas en Europa y Estados Unidos.

No obstante, Cemex anticipó que la mayor parte de la demanda acumulada se recuperará el resto del año, por lo que se mantiene optimista  sobre su futuro.


valores@eleconomista.mx