El conglomerado regiomontano Alfa reportó una utilidad neta mayoritaria al tercer trimestre del 2019, de 60 millones de dólares que, comparado con el mismo periodo del año pasado, resultó en una caída de 16.7 por ciento.

Lo anterior se debió a que la disminución en la utilidad de operación fue parcialmente compensada por un menor impuesto sobre la renta. De forma acumulada, la utilidad neta mayoritaria sumó 220 millones de dólares, cifra 50% inferior a la del 2018.

En su reporte al tercer trimestre enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, Alfa indicó que sus ingresos totales sumaron 4,319 millones de dólares, esto es 12.7% menos en comparación con el mismo periodo del año pasado, debido principalmente a menores precios de materias primas en Alpek y una baja en el volumen en Nemak. 

Además, los ingresos de Axtel y Newpek fueron afectados por recientes desinversiones en el negocio del mercado masivo (México) y por la venta de activos en Wilcox (Estados Unidos), respectivamente. 

En contraste, los ingresos de Sigma crecieron 2% en el trimestre, apoyados por un mayor volumen y precios. 

De forma acumulada, los ingresos sumaron 13,271 millones de dólares, monto 8% menor en comparación con el 2018, principalmente debido también a Nemak y Alpek. 

A la fecha, 67% de los ingresos consolidados de Alfa se generaron fuera de México, llamados también ventas extranjeras.

Por su parte, el flujo operativo (EBITDA) de la emisora de la BMV fue de 548 millones de dólares que, comparado con los 666 millones del mismo trimestre del 2018, representa una caída de 17.7 por ciento.

Sube su deuda

La deuda neta del conglomerado industrial al cierre del tercer trimestre de este año sumó 7,032 millones de dólares, cifra 2% mayor a la del mismo periodo del 2018, pero 1% menor a la del segundo trimestre de este año.

El reporte señala que sobre bases absolutas, la deuda neta consolidada de Alfa aumentó 489 millones de dólares comparada con el cierre del 2018, debido principalmente al impacto de 463 millones de dólares relacionado con la adopción de la nueva norma contable sobre arrendamientos (IFRS 16), a partir de enero del 2019. 

Incluso con el pago de dividendos a los accionistas de 101 millones de dólares de Alfa, la deuda neta consolidada disminuyó 90 millones de dólares en comparación con la del trimestre inmediato anterior.