Airbus reportó este jueves una caída de un 52% en sus ganancias del primer trimestre, debido a unos precios más débiles en momentos en que pasa a unos modelos nuevos y mayores costos de producción, pero reafirmó sus objetivos de unas utilidades más altas para el año.

El segundo fabricante más grande de aviones del mundo detrás de Boeing dijo su ganancia operativa ajustada cayó a 240 millones de euros (261.7 millones de dólares), mientras que sus ingresos aumentaron un 7% a 12,988 millones de euros.

Los analistas esperaban en promedio un declive de un 31% en la ganancia operativa ajustada a 344 millones de euros, y una subida de un 5.5% en sus ingresos a 12,857 millones de euros, según un sondeo de Reuters.

Airbus informó que aún está preocupada por los problemas con los motores para su nuevo avión de pasajeros A320neo de Pratt & Whitney, y por la exposición comercial al programa del avión militar A400M.

La firma espera que las entregas del A320neo vuelvan a recaer particularmente en la última parte del año, pero ha dicho que espera evitar las prisas de última hora vistas en diciembre del año pasado.

erp