La aerolínea estadounidense United Continental reportó este martes 16 de julio un alza de ganancias en el segundo trimestre ya que la fuerte demanda de vuelos compensó el impacto del freno de actividad impuesto a los aviones Boeing 737 MAX.

El grupo se ha visto obligado a cancelar miles de vuelos debido a la crisis del Boeing 737 MAX impedido de volar desde marzo por cuestiones técnicas tras dos trágicos accidentes seguidos que dejaron 346 muertos, pero pese a ello elevó su proyección de ganancias para el año debido a la creciente demanda de pasajes.

Los ingresos netos aumentaron un 54%, a 1,100 millones de dólares, ya que los ingresos subieron 5.8%, a 11,400 millones de dólares.

Una de las claves fue mantener las tarifas elevadas durante el trimestre de abril a junio, que incluye parte de la temporada alta de viajes de verano.

El martes, la aerolínea irlandesa de bajo costo Ryanair recortó su perspectiva de crecimiento y dijo que cerraría temporalmente las operaciones en algunos aeropuertos debido a retrasos en las entregas de los Boeing 737 MAX.

Las acciones de United Continental subieron 0.5% en las operaciones posteriores al cierre a 94.36 dólares en la bolsa de Nueva York.