Ante los movimientos de las tasas de interés, financiera Unifin está blindada, pues actualmente 90% de su deuda está contratada a tasa fija, dijo Sergio Camacho, director general de Administración y Finanzas de la empresa.

“Hemos tenido una actividad responsable en el prefondeo de nuestras operaciones para prever el crecimiento futuro, con un balance sólido, con una duración del portafolio de casi 60 meses comparado con el portafolio activo de arrendamiento de 37 meses”, aseguró.

Agencias calificadoras explicaron que las empresas de arrendamiento, que es una de las principales líneas de negocio de Unifin, se enfrentan a riesgos y efectos por el aumento de tasas de interés.

Sobre ello, el directivo explicó que el fondeo es uno de sus principales costos y con el aumento en las tasas de interés hay un efecto, pero ante ese riesgo se adelantaron, desde hace 18 meses sustituyeron el perfil de sus pasivos y se protegieron tomaron coberturas de tasas de interés y toda la deuda en moneda extranjera está cubierta en pesos.

conservadora

Camacho señaló que la sofom es prudente y conservadora en cuanto al manejo de riesgos. Al cierre del año pasado, la empresa reportó pasivos totales por 47,031 millones de pesos. Mientras que la cartera de activos totales sumó más de 50,000 millones de pesos.

Sostuvo que desde hace 12 años han recurrido al financiamiento bursátil y han recaudado en el mercado local y en el internacional.

No descartó que este año pudieran regresar para hacer levantamiento de deuda, sólo si representa una oportunidad para seguir mejorando su perfil de apalancamiento.

“Estamos explorando continuamente alternativas y cualquier financiamiento que reduzca el costo del fondeo será bienvenido, hoy creemos que si se abre una oportunidad es en el mercado mexicano, pero lo tomaremos bajo las mismas reglas de prudencia y cautela en manejo de riesgos”, sostuvo.

Acerca del inicio de operaciones de una nueva Bolsa de valores en México que se espera suceda a más tardar a principios de abril, el directivo dijo que conocen la oferta y que en su momento analizarán la conveniencia de aprovechar sus servicios.

Finalmente, dijo que aun cuando llevan 25 años de operación, entre sus planes no está convertirse en banco ni tampoco vender la compañía, que fue un tema que destacó el año pasado.

judith.santiago@eleconomista.mx