"Que ser valiente no salga tan caro y ser cobarde no valga la pena". Con esta frase de Sabina se refería ayer Santiago Satrústegui, presidente de Abante, a lo que ofrece su nuevo producto: Abante 80% Protección Creciente.

Se trata del primer fondo lanzado en España que garantiza diariamente el 80% del valor liquidativo máximo, con lo que pone al alcance del inversionista la posibilidad de invertir en Bolsa con protección. Puede perder, en el peor de los escenarios, el 20% de su inversión. Lo bueno es que como garantiza el máximo alcanzado, según al precio que entre la pérdida máxima puede ser incluso inferior.

Satrústegui afirmó que es un producto que puede ser muy adecuado para inversionistas que buscan rentabilidad, pero que actualmente están fuera del mercado por miedo a perder todo lo que tienen. Apuntó que se están perdiendo oportunidades en un momento que estar fuera no ofrece rentabilidad.

Abante 80% Protección es un fondo flexible global. En su escenario central destina un 50% a Bolsa, un 45% a renta fija y tiene un 5% en liquidez, aunque puede variar su composición.

La protección diaria del fondo la proporciona Morgan Stanley, que ha diseñado una opción a medida de este producto que funciona como un seguro. Actualmente solo utilizan este tipo de protección otras dos firmas internacionales, pero no en España, según Abante.

El presidente de la firma explicó ayer que un fondo similar a este, pero sin la protección, habría ganado un 5% anual en los últimos tres años (16% acumulado). El coste de la protección puede suponer menos del 1%, pero te asegura una pérdida limitada, con lo que cree que merece la pena, como cuando contratas un seguro. Lo más importante es que reduces el riesgo de las inversiones, con una apuesta diversificada que tiene la ventaja de aprovechar la rentabilidad que puede dar la Bolsa.

"Ofrece la oportunidad de invertir en una cartera global gestionada activamente por nosotros", comenta Joaquín Casasús, director de la gestora. La inversión en acciones directa será el resultado de combinar las carteras de los tres especialistas en selección de valores de la firma: José Ramón Iturriaga a través de AGF Spanish Opportunities Fund; Josep Prats, vía AGF European Quality Fund y Alberto Espelosín con el fondo AGF Pangea Fund. Pero también invertirá en fondos cotizados para otras apuestas en renta variable y para la parte de renta fija. Según explicaron es la vía más adecuada para el diseño de la protección.

Desde Abante apuntan que esta novedosa fórmula que plantean es mucho más interesante para el inversionista que otras como los fondos garantizados que "lo único que garantizan es una ruina", afirmó Satrústegui ayer.

La inversión mínima es de 10 euros y los gastos totales del fondo son del 1.60% (1.35% de gestión y el resto de depósito), en línea con otros productos mixtos.

estrategias@eleconomista.mx