Al igual que el 2011, este año las desarrolladoras de vivienda concluirán como el sector con peor desempeño dentro de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Un lento proceso de adaptación a los cambios de la industria y malas estrategias por parte de los desarrolladores han sido los factores que alejaron a los inversionistas, coincidieron especialistas.

A un semana de concluir el 2012, el Índice Habita, que reúne a los seis desarrolladores de vivienda que cotizan en la BMV, ha perdido 28.2% contra el avance de 17.6% del IPC en el mismo periodo.

Desde hace algunos años, el sector de la vivienda en México se ha venido trasformando: primero, al pasar de la construcción de casas (vivienda horizontal) a la construcción de departamentos (vivienda vertical) y, recientemente, convirtiéndose en una industria de crecimiento moderado en que predomina la remodelación y venta de vivienda usada.

Las desarrolladoras no advirtieron lo fuerte de este proceso y algunas estrategias llegaron tarde, como la reestructuración de deuda de SARE, lo que provocó malos desempeños en venta y generación de efectivo, alertando a los inversionistas que comenzaron a salir del sector, comentó Enrique Mendoza, analista del sector vivienda de Intercam.

Este año, URBI encabeza las pérdidas en el sector con un retroceso de 48.9% en el precio de sus acciones. Por su parte, SARE ha caído 27%, mientras que Homex y Hogar han retrocedido 33 y 14%, respectivamente, y GEO lo ha hecho en 13 por ciento. La única emisora del sector con un desempeño favorable sigue siendo ARA, con un alza de 7% en el precio de sus acciones. Además es el sector con las valuaciones más bajas.

Aunque a decir de Mendoza es difícil decir qué tan baratas son las emisoras si se miran los fundamentales. Actualmente todas operan con precio menor a una vez su valor en libros, es decir, en el mercado apenas valen poco más que sus activos.

Mendoza agregó que las perspectivas no son muy diferentes hacia el 2013. Será un año muy parecido al 2012, con poco crecimiento en ventas de casas, aunque con signos de estabilización , mientras que la generación de flujo de efectivo seguirá siendo sin duda el foco de atención.

Lo que las desarrolladoras tendrán que hacer es demostrar un compromiso con los accionistas , esto es, notarse que están haciendo un esfuerzo para incrementar el flujo de efectivo al dejar de incrementar los inventarios y conforme se estabilice el ciclo de capital de trabajo, explicó Mendoza.

El ciclo de capital de trabajo comenzó a incrementarse conforme la edificación de vivienda vertical requería más tiempo que el de una casa, lo que provocó que comenzara a consumirse más efectivo en el pago de salarios a los trabajadores.

Para Carlos Hermosillo, subdirector de Análisis Bursátil de Banorte-Ixe y especialista en el sector vivienda, no se trata de una industria con grandes perspectivas de crecimiento, pero sí de trasformación y serán las empresas que logren adaptarse mejor a estos cambios las que logren sobresalir.

La transformación de ser una industria de alto crecimiento y competencia basada en disponibilidad de producto, a ser una de crecimiento moderado con competencia basada en calidad de producto, ha resultado en un periodo de crecimiento bajo y pobre generación de flujos, por ello debería ser sólo en esta etapa de transición , explicó Banorte-Ixe en una nota sobre el sector.

En este sentido, Banorte-Ixe espera que hacia el siguiente año, algunas emisoras comiencen a mostrar algunas mejoras en la generación de flujos de efectivo y posición financiera, destacando el caso de GEO, su favorita del sector.

Para Intercam, la favorita es Homex, debido a que tiene un negocio más diversificado, con una división de infraestructura y el negocio de cárceles.