El Battery Day de Tesla tendrá mucho reservado para los inversionistas optimistas, desde nuevas tecnologías celulares hasta una posible actualización del vehículo, dijeron analistas de UBS.

En una nota a los clientes, el equipo dirigido por Patrick Hummel duplicó su precio objetivo para las acciones de la automotriz, a 325 dólares desde 160 dólares, mientras mantiene su calificación “neutral”.

El objetivo actualizado se basa en las expectativas de mayores volúmenes de ventas, mayor oportunidad de ingresos promedio de vehículos y márgenes más sólidos.

Este último puede ser el primero de los tres impulsores que se produzcan, ya que UBS espera que las nuevas tecnologías de baterías marquen el comienzo de una nueva era de rentabilidad para Tesla.

Dejando a un lado la reciente caída de las acciones, las esperanzas de los inversionistas para el evento del 22 de septiembre y el precio de los títulos de la compañía “han estado en un círculo alcista que se refuerza a sí mismo durante los últimos meses”, escribió el equipo.

Es probable que el evento se centre en la tecnología de electrodos secos, lo que aumentaría la densidad de energía de las celdas de la batería en aproximadamente un 50 por ciento.

Los accionistas de Tesla esperan en gran medida innovaciones en baterías y han valorado ese anuncio.

UBS ve potencial para la actualización de los vehículos Model S y Model X del fabricante de autos, incluida una nueva versión de gama alta que puede ser la primera en incluir las nuevas celdas. Una nueva imagen  podría tener un impacto moderado en las ganancias futuras y el precio de las acciones.

termometro.economico@eleconomista.com.mx