Twitter debutó en la Bolsa de Nueva York (NYSE), el pasado jueves 7 de noviembre del 2013, con un precio por acción de 26 dólares, que en minutos se disparó a casi el doble.

Se trató de la oferta de acciones más esperada y ansiada por los inversionistas en Wall Street, claro, después de Facebook.

Ese día, los títulos de Twitter cerraron con una apreciación de 74.38% comparado con el precio de entrada fijado una noche antes, de 26 dólares, un nivel superior a lo esperado.

Así, la red social del pajarito tuvo en su debut un valor de capitalización de 24,700 millones de dólares.

A la distancia nadie se hubiese imaginado que a Twitter le habría ido peor que a Facebook, cuando el primer día de ambas firmas en Wall Street, fue al revés.

Sin embargo, el monto captado en el mercado el día del debut de Twitter fue de 1,920 millones de dólares, muy por debajo de los 16,000 millones de dólares de Facebook, por mucho, la mayor captación hasta el momento en la Bolsa.

En fin, en ese entonces, las expectativas eran muy elevadas.

Sin embargo, las cosas han sido puestas en su lugar, aseguran analistas.

Desde el 8 de noviembre, los expertos aseguraban que el valor de mercado de Twitter es muy elevado, sobre todo para una empresa tecnológica que jamás ha logrado utilidades y cuya base de usuarios es bastante menor que la de Facebook (232 millones de cuentas activas contra 1,190 millones).

Los analistas mencionan ahora que los inversionistas se la jugaron.

[email protected]