El Banco Central de Turquía (TCMB) subió este martes una de sus principales tasas de interés para intentar frenar el derrumbe de la divisa nacional, debilitada por una serie de atentados mortales, un empeoramiento de la economía y la inestabilidad política.

En un comunicado, el TCMB anunció que subió 75 puntos básicos su tasa de financiación a un día, que pasó de 8.50% a 9.25%, sin embargo, dejó sin cambios su tipo de préstamo a un día (a 7.25%) y su tasa de refinanciación a una semana (8%).

NOTICIA: El peso es la segunda moneda más depreciada

La lira turca perdió inmediatamente el 1.20% de su valor y se cambiaba a 3.79 liras contra un dólar, lo que indicaría que los mercados esperaban más.

La moneda turca había perdido un 7% de su valor frente al dólar en enero, coincidiendo con la oleada de atentados que golpea a Turquía desde hace más de año y medio, una ralentización de la economía y una inestabilidad política que preocupa a los mercados.

A esto se añade una inflación más alta de lo previsto y la perspectiva de una política económica proteccionista en Estados Unidos, con la toma de posesión del presidente Donald Trump.

NOTICIA: ¿Cuánto vale un dólar antes de la presidencia de Trump?

En su comunicado, el Banco Central afirmó que la demanda interior sigue siendo "débil" y que se espera una inflación más fuerte a corto plazo.

El presidente turco, Recep Erdogan, ha presionado reiteradamente al Banco Central, oficialmente independiente, para que baje sus tipos de interés y así estimular el crecimiento y las inversiones, lo que criticaron algunos economistas, que advirtieron que la inflación podría descontrolarse.

erp