El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, bloqueó el lunes el uso de criptodivisas venezolanas a través de un decreto que prohíbe las transacciones a personas de Estados Unidos, informó la Casa Blanca.

La orden prohíbe “todas las transacciones vinculadas, provisiones de financiamiento y otros negocios por parte de una persona de Estados Unidos o dentro de Estados Unidos, con cualquier moneda, divisa o ficha digital” emitida por el gobierno de Venezuela desde el 9 de enero.

La orden ejecutiva complementa la declaración de emergencia nacional suscrita por el entonces presidente Barack Obama en el 2015, la cual ha dado pie para que Washington imponga sanciones a docenas de funcionarios venezolanos, incluido el vicepresidente Tareck El Aissami.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, espera que las criptomonedas ayuden a Venezuela a evadir sanciones, mientras lucha con una hiperinflación y una recesión.

El 20 de febrero, Maduro dijo que la criptomoneda petrolera, respaldada por reservas petroleras, recaudó 735 millones de dólares en el primer día de una preventa.

El gobernante dijo el mes pasado que está preparando una criptomoneda llamada petro oro que estará respaldada por metales preciosos.

En enero, el Departamento del Tesoro había advertido que la criptomoneda petro podría violar las sanciones contra el gobierno socialista del país miembro de la OPEP.

Estados Unidos se considera una fuente clave de capital para valores debido al tamaño de su economía y porque muchas operaciones en algún momento pasan a través de las instituciones financieras del país.

El Departamento del Tesoro había dicho en enero que el petro parecía ser una extensión de crédito a Venezuela y advirtió que sus transacciones podrían violar las sanciones estadounidenses.

El senador demócrata por Florida Bill Nelson dijo haberle pedido a la Casa Blanca una medida similar hace una semana y se mostró el lunes complacido con el anuncio.

“Me entusiasma esta medida y agradezco la pronta respuesta de la Casa Blanca para bloquear las transacciones con monedas digitales que pueden debilitar las sanciones estadounidenses”, dijo en un comunicado.

Respaldada por recursos naturales

El petro es una criptomoneda respaldada en recursos naturales de Venezuela, como el petróleo, oro y gas. La oferta inicial situaba el valor de cada petro en 60 dólares, valor de un barril de petróleo al inicio del año.

El país, que atraviesa una aguda crisis económica, había lanzado el petro como parte de sus esfuerzos para reestructurar su enorme deuda externa, una parte de ella en default, estimada en 150,000 millones de dólares.

Sin embargo, la decisión de la Casa Blanca de bloquear el acceso de los estadounidenses al petro puede ser vista como una señal a otros países que estén analizando la opción de lanzar criptomonedas para eludir sanciones. (Con información de agencias)

[email protected]