Wall Street podría estar preparándose para sufrir pérdidas mientras comienza la próxima semana la temporada de resultados en Estados Unidos, si las advertencias de ganancias de los referentes del mercado desde FedEx a Hewlett-Packard encabezan un diluvio de utilidades más bajas, o incluso pérdidas.

Gracias a los agresivos planes de estímulo de los bancos centrales del mundo, el índice Standard & Poor's 500 tuvo una ganancia de 5.8% durante el tercer trimestre.

Se pronostica que las ganancias para ese período caerán 2.4% respecto del mismo trimestre del año anterior. Si eso ocurre, esta sería la primera caída en los resultados de ganancias en tres años, según datos de Thomson Reuters.

Analistas e inversionistas dicen que las valoraciones bursátiles de Estados Unidos están totalmente fuera de sintonía con las estimaciones de ganancias.

Ellos pronostican un retroceso en las acciones en las próximas semanas, mientras más compañías publican sus resultados y reducen las expectativas para el cuarto trimestre y después.

Las estimaciones del cuarto trimestre para las compañías del S&P 500 muestran un porcentaje de ganancia de 9.5% frente al año pasado, según datos de Thomson Reuters. Analistas dicen que esa perspectiva es demasiado alta, dado que los inversionistas ya tienen noticias del mundo corporativo.

Es una divergencia en este momento en cuanto los precios de las acciones (se refiere) han subido, y están instaurando una economía más sólida y fundamentos más sólidos , dijo Alan Lancz, presidente de Alan B. Lancz & Associates Inc., empresa de asesoría de inversión en Toledo, Ohio.

Sin embargo, las ganancias serán la señal indicadora , agregó Lancz. Y si la orientación no es particularmente fuerte, el mercado podría estar preparándose para otra pequeña decepción. No veo grandes correcciones, pero sí veo un retroceso .

La temporada de ganancias corporativas comenzará el martes con los resultados de Alcoa,componente del Dow Jones, después de la campana de cierre. Analistas prevén que los resultados de Alcoa del tercer trimestre muestren que no tuvo ni ganancias ni pérdidas, frente a utilidades de 15 centavos por acción un año atrás.

JPMorgan Chase & Co y Wells Fargo, las primeras dos grandes empresas financieras en dar a conocer sus resultados, también estarán disponibles la semana próxima.

CULPANDO A EUROPA

Casi la mitad de las reducciones de perspectivas de ganancias del tercer trimestre de las empresas del S&P 500 culpan a la debilidad en Europa, de acuerdo a un sondeo de Thomson Reuters.

Otro 11% lo atribuye a la débil economía global, 8% citó un fortalecimiento en el dólar estadounidense y 6% citó una desaceleración en China, mostró el sondeo.

La debilidad en la economía de Estados Unidos no ha ayudado. La lectura final del Producto Interno Bruto de Estados Unidos del segundo trimestre mostró un crecimiento de sólo 1.3%, mucho más débil que el esperado 1.7 por ciento.

Si bien las estimaciones han bajado marcadamente en los 10 sectores del S&P 500 desde el comienzo del año, el sector tecnológico es un área en donde las expectativas más bajas son más notables. El crecimiento más lento en China es un gran factor en esa tendencia.

Se espera que el crecimiento de ganancias en el sector tecnológico sea de sólo 2.3% para el trimestre, que se compara con un pronóstico del 1 de julio de 13.1 por ciento. Apple es un gran impulsor de esas ganancias.

Exceptuando a las firmas tecnológicas, se estima que las ganancias del S&P 500 desciendan 3.4 por ciento.