Los futuros de trigo ampliaron los avances el lunes en los mercados estadounidenses, en una sesión acortada liderada por los contratos en Mineápolis tras pronósticos que estiman que el clima cálido y seco persistirá en los Grandes Llanos.

El factor climático también apuntaló al maíz, mientras que los futuros de soya en Chicago subieron acompañando el alza generalizada de los mercados de granos e impulsados por compras técnicas, que incluyeron coberturas de posiciones cortas.

El Commodity Weather Group pronosticó que el clima seco podría propagarse en las próximas dos semanas a dos terceras partes de la superficie estadounidense sembrada con trigo de primavera.

El trigo blando rojo de invierno para septiembre en Chicago subió 29 centavos, a 5.55 dólares por bushel, después de alcanzar su límite diario de 30 centavos y tocar los 5.56 dólares. En Kansas, el contrato avanzó su límite de 30 centavos a 5.5950 dólares por bushel.

El trigo de primavera para julio en Mineápolis subió 44.25 centavos, a 8.12 dólares por bushel, tras tocar un máximo desde el 10 de julio del 2013 para el precio spot a 8.1625 dólares.

El maíz para septiembre subió 7.5 centavos y cerró a 3.8850 dólares por bushel después de subir a 3.96 dólares, su nivel más alto desde el 9 de junio, mientras que el contrato para diciembre correspondiente al grano de la nueva cosecha ganó 7.25 centavos, a 3.9925 dólares por bushel.

La soya para agosto en Chicago cerró con una subida de 23 centavos, a 9.70 dólares por bushel después de avanzar hasta 9.8075 dólares, su nivel máximo desde el 10 de mayo. El contrato a noviembre, de la nueva cosecha, subió 26 centavos, a 9.8075 dólares.