Los futuros del trigo en Estados Unidos subieron el miércoles, con el contrato para mayo en Chicago alcanzando un máximo de dos meses, en medio de una mezcla de compras técnicas y alta demanda global por pan ante la crisis generada por el coronavirus.

Los futuros del maíz cerraron con una subida moderada, mientras que los de la soya cayeron. El trigo para mayo subió 18.5 centavos, a 5.80 dólares por bushel, el nivel más alto del contrato desde el 22 de enero.

El contrato del maíz para el quinto mes del año terminó la sesión con una subida de 1.25 centavos, a 3.4850 dólares por bushel, mientras que la soya para mayo cayó 5.25 centavos, a 8.8150 dólares por bushel.

“La venta masiva de pan en negocios minoristas realmente ayudó al mercado del trigo a subir inicialmente, pero esto es también un problema de seguridad alimentaria”, dijo Terry Roggensack, analista de Hightower Report en Chicago.

“La fuerte demanda nacional y mundial de harina es el principal tema del día”, destacó Christopher Steinhoff, de la consultora CHS Hedging. Con la pandemia de coronavirus, las personas se lanzaron a los supermercados para hacer reserva de productos no perecederos, temiendo una penuria alimentaria si se prolonga la crisis.