La renta variable sigue siendo la mejor opción para los inversionistas en la búsqueda de la rentabilidad ante el contexto actual y no hay burbujas en las Bolsas en relación a sus valoraciones históricas, pero en 2014 habrá que ser más selectivos en la a la hora de configurar la cartera. Así lo piensa Gonzalo Murcia, director de la mesa de asesoramiento de BNP Paribas Wealth Management.

Hay varios movimientos en el mercado que hacen que seamos más cautos en la selección de nuestras opciones de inversión: la retirada de estímulos de la Reserva Federal (Fed), entorno de tipos bajos, desinflación en Europa o posible nueva bajada del precio de dinero en la UE , explica Murcia.

La renta variable gana peso en las carteras en lugar de la renta fija. BNP Paribas recomienda apostar en Bolsa por compañías que ofrezcan dividendos altos o que tengan capacidad de hacerlo en el futuro por la buena marcha de su negocio. Además, ante posibles subidas de tipos de interés a largo plazo, esta opción da más protección a los inversionistas que estén preocupados por la inflación. En esta categoría, BNP incluye a Técnicas Reunidas.

Desde BNP creen que, a diferencia de 2013, el exceso de liquidez no será el principal impulsor de los mercados en 2014, debido al fin de los estímulos de la Fed. Por eso, aseguran que los mercados se centrarán cada vez más en los fundamentales de las compañías. La firma francesa considera que las empresas sólidas y de calidad seguirán teniendo recorrido en el mercado. Dentro de este grupo de compañías, BNP incluye dos compañías españolas: Telefónica y, de nuevo, Técnicas Reunidas, pero también piensa incluir a otros valores del Ibex con posibilidades de ofrecer buenas rentabilidades. Son Ferrovial, Gas Natural, Enagás, BBVA y BME.

Respecto al sector financiero, Gonzalo Murcia cree que a todos los bancos les va a ir bien este año en España, por lo que la presencia internacional será clave como elemento diferencial. En este sentido, explica que la exposición internacional de la entidad presidida por Francisco González, en especial su presencia en México y en Turquía, aportan valor a BBVA. Con sus números, el dividendo es mucho más sostenible que en otros bancos , afirma.

La importante subida en Bolsa en los últimos meses ha reducido parte del potencial de las empresas, reconoce Murcia, pero si se analiza el PER (las veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción) ajustado por el ciclo, este ratio todavía se mantiene por debajo de su media a largo plazo. El escenario base que maneja BNP es un crecimiento moderado que vaya afianzando la recuperación económica mundial. Entre los riesgos que podrían amenazar a esta previsión están las posibles tensiones en la Unión Europea sobre regulación del sistema financiero, la posibilidad de que Portugal y Grecia necesiten nuevos rescates, que los resultados de las empresas no cumplan con las expectativas o que la retirada de estímulos de la Fed no se pueda realizar como está previsto.

El analista de BNP prefiere las Bolsas europeas a las estadounidenses, que ya están en máximos. También espera que los Abenomics continúen impulsando al Nikkei japonés, a pesar de la intensidad de las últimas subidas. Murcia resalta que el apetito de los inversionistas internacionales por el mercado español es muy alto, pero cree que a corto plazo el Ibex va a empezar a comportarse como el resto de índices europeos. La razón es que el selectivo español se quedó muy rezagado en los últimos años por las crisis y la desconfianza hacia los países periféricos, lo que hundió las valoraciones bursátiles, pero ya ha subsanado parte de ese retraso. Por tanto, BNP maneja buenas perspectivas para el Ibex este año, aunque espera que se tome algún descanso después de las últimas alzas o que puedan producirse momentos puntuales de volatilidad.

Respecto al mercado de deuda, desde BNP creen que la prima de riesgo española seguirá bajando y podría cerrar el año cerca de la zona de los 150 puntos básicos. También esperan que las próximas revisiones de las agencias de calificación a España sean positivas. El interés de los bonos soberanos de países de la periferia de la Unión Europea seguirán bajando y los de la Europa core subirán. El bund subirá del 2%, afirma, impulsado por la subida del bono estadounidense a diez años, que irá más allá del 3% si el tapering (retirada de estímulos de la Fed), se produce sin imprevistos.

El analista de BNP también ha compartido sus previsiones sobre la acción del Banco Central Europeo en los próximos meses. Murcia espera una nueva bajada de tipos de interés a comienzos de año hasta el 0,10% y cree que el organismo presidido por Mario Draghi mantendrá en la nevera nuevas LTRO (inyección de liquidez para el sistema financiero).

[email protected]

En alianza informativa con