Los mercados son dinámicos y cambiantes por lo que es importante prestar atención a la performance de los diferentes negocios para detectar las mejores oportunidades de inversión a mediano y largo plazo. Netflix (NFLX), Google (GOOG) y Priceline (PCLN) son tres de los grandes ganadores de 2013 con buenas perspectivas para 2014.

La primera ha sido la que mayores retornos tuvo en el índice S&P 500 a lo largo del último año, con un alza del 297 por ciento. Esto implica que llega a enero en niveles de precios demandantes, por lo tanto, va a necesitar sostener tasas de crecimiento considerables para justificar su cotización.

Por otro lado, ha logrado consolidar una posición de liderazgo indiscutido en el negocio de video online, una industria que presenta oportunidades excepcionales a largo plazo.

En el tercer trimestre de 2013, Netflix superó la barrera de los 40 millones de suscriptores, un considerable crecimiento frente a 30 millones del mismo período de 2012. Además, ha ingresado en forma exitosa en la producción de contenidos originales mediante series como House of cards y Orange is the new black entre otras.

Estos productos son costosos y representan una pesada carga financiera para la compañía pero, a la vez, han sido populares entre el público y recibieron un trato muy favorable por parte de la crítica especializada.

Contar con contenidos propios de calidad es un factor diferencial de gran importancia en términos de ventajas competitivas. En la medida en que continúe agregando otros de alto valor a su colección, consolidará su posición de liderazgo en un negocio de alto crecimiento.

Luego de un explosivo retorno en 2013 y al operar en una industria muy dinámica, Netflix se ha convertido en una alternativa de inversión que implica riesgos considerables. Sin embargo, brinda la posibilidad de beneficiarse de una opción con un potencial excepcional en el mediano y largo plazo.

Otra de las empresas que ha tenido una performance destacada el año pasado es Google, que terminó con un alza del 58.40%, algo que resulta muy atractivo ya que se trata de una firma con valor de mercado cercano a los 374,000 millones de dólares.

En 2013, ha logrado adaptarse con éxito a la revolución de la computación móvil, al punto de que los dispositivos con el sistema operativo Android representan más del 80% del mercado global de teléfonos inteligentes, y produce además muchas de las aplicaciones más populares en los que fabricados por Apple (AAPL), como Gmail, YouTube y Maps, entre otras.

El negocio de la publicidad online es competitivo, especialmente luego del ingreso de competidores como Facebook (FB), Twitter (TWTR) y otras redes sociales en los últimos años. Sin embargo, ha demostrado su capacidad para sostener su posición de liderazgo en la industria y generar sólidos resultados para sus accionistas.

A pesar de que los precios de los anuncios cayeron cerca de un 8% interanual en el tercer trimestre del año debido al aumento de la oferta, la compañía reportó un crecimiento del 26% en la cantidad que vendió durante el período.

Si bien es importante seguir de cerca el impacto de la creciente competencia en este rubro, Google es el líder en la industria de la publicidad online por amplio margen. En el mismo sentido, su capacidad de innovación y adaptación la diferencian de sus competidoras.

Finalmente, la tercera empresa destacada de 2013 es Priceline, cuyas acciones subieron más del 87 por ciento. La compañía se encuentra en una posición de privilegio para beneficiarse de la industria de servicios online de viaje durante los próximos años.

Mediante portales como Priceline.com, Booking.com, Agoda.com y rentalcars.com, continúa ganando mercado frente a sus competidores más pequeños en el negocio de reservas online de hoteles, pasajes de avión y alquileres de automóviles.

Su principal rival, Expedia (EXPE) ha incrementado sus inversiones en marketing y publicidad durante 2013, pero no logró revertir la tendencia de crecimiento que ha tenido Priceline.

La compañía reportó un aumento del 33.50% en su facturación durante el trimestre terminado en septiembre y sus ganancias por acción crecieron un 44.20% hasta alcanzar los 920 millones de dólares.

El negocio de turismo es cíclico y sensible ante las fluctuaciones en los niveles de actividad económica, especialmente en lo que respecta a reservas online, donde la competencia de precios es agresiva y los consumidores buscan grandes descuentos.

Por otro lado, 2013 ha sido un año de consolidación y crecimiento para Priceline, y ha mostrado una marcada solidez en términos de su capacidad para seguir capitalizando las oportunidades de expansión en los próximos años.

[email protected]