En una década 62 emisoras han formado parte del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), aunque sólo 12 se han mantenido.

Alfa, América Móvil, Bimbo, Cemex, Elektra, FEMSA, Banorte, Grupo México, Kimberly Clark México, Peñoles, Televisa y Walmart de México son las empresas tradicionales del principal indicador de la BMV.

Con excepción de América Móvil y Cemex, que han disminuido su capitalización en la última década, las otras 10 emisoras han tenido un alza de hasta 489%, como es el caso de Bimbo.

El valor de mercado (precio de todas las acciones circulando) de las emisoras tradicionales, en conjunto, se ha duplicado en 10 años: pasó de 1.9 billones de pesos a 4.1 billones, un rendimiento de 113 por ciento.

Al igual que el incremento en su valor de mercado, la relevancia de las 12 empresas en el IPC también ha subido. En el 2006 dichas emisoras tenían un peso en el indicador de 60%; ahora es de 61 por ciento.

Bimbo, sobresaliente

La panificadora más grande del mundo ha incrementado su valor en Bolsa casi seis veces en la última década. La clave de su éxito: las compras y diversificación de sus productos.

Las adquisiciones que ha venido realizando Bimbo tienen que ver con el comportamiento que ha tenido: la más reciente, sobre todo, en Estados Unidos, con la parte de Sara Lee; así como en Canadá (con Canada Bread) y adquisiciones pequeñas que ha venido haciendo en otros mercados. Básicamente tiene que ver con esa internacionalización que ha tenido la compañía , explicó Marisol Huerta, analista de Banorte Ixe.

Además, la empresa presume de más de 10,000 productos, en los 22 países en los que tiene presencia.

El precio de las acciones de Bimbo cerró el 31 de agosto en 53.49 pesos; hace 10 años, cada uno de sus papeles valía 8.41 pesos. Su valor de mercado se ubicó en 251,574 millones de pesos, 489% más que hace una década.

Cemex, la más castigada

La buena fortuna de Bimbo no puede ser compartida por todas las emisoras.

Cementos Mexicanos (Cemex) ha tenido una caída en su valor de capitalización de 18% desde el 2006.

Entre las razones están una deuda importante en dólares, una depreciación del tipo de cambio y el estallido de la crisis viviendera en el 2008.

Con la crisis en Estados Unidos, el mercado de Cemex se cayó por completo. Sus ventas se vieron afectadas y, al mismo tiempo, tenía un nivel de endeudamiento que hizo que el inversionista desconfiara de si Cemex era capaz de pagar la deuda y hacer frente a todas las obligaciones financieras , dijo Ana Sepúlveda, analista de Invex.

Parte del endeudamiento que tenía Cemex era por la adquisición que hizo por la empresa australiana Rinker Group Limited. La transacción le costó a la mexicana 15,300 millones de dólares; dos años después, Cemex se deshizo de sus operaciones en Australia.

La cementera pasó de un valor de mercado de 254,020 millones de pesos, el 1 de septiembre del 2006, a 207,602 millones de pesos.

Sus acciones pasaron de cotizar en 22.16 a 15.57 pesos.

Bajo presión

América Móvil es la otra emisora, entre las empresas tradicionales del IPC, que ha tenido disminución en su nivel capitalización en los últimos 10 años.

La caída de América Móvil está ligada a la reforma de telecomunicaciones que echó a andar el gobierno federal en el 2013 y al mal momento económico por el que pasa Brasil, donde la empresa de Carlos Slim tiene presencia.

La reforma ha tenido un efecto en el negocio principal de América Móvil, México, y ha impactado en la rentabilidad y los resultados de la empresa. Además, están presentes otras presiones externas como la volatilidad del tipo de cambio no sólo en México sino en países emergentes , detalló Carlos de Legarreta, analista de GBM.

El valor de mercado de América Móvil retrocedió 1% entre el 2006 y 2016; pasó a 738,233 millones de pesos. La caída es más profunda si se toma como referencia que, antes de la reforma, la emisora tenía un valor en Bolsa de 1.3 billones de pesos.

En 10 años han pasado muchas cosas , dijo Carlos de Legarreta.

undefined

mario.calixto@eleconomista.mx