Londres - El cobre caía este martes por segundo día consecutivo por una toma de ganancias, luego de que perdió fuerza el entusiasmo por las nuevas medidas de estímulo a la economía estadounidense que lanzó la Reserva Federal la semana pasada.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres bajaba 0.9%, a 8,222.25 dólares la tonelada a las 0936 GMT.

La fortaleza del dólar frente a una cesta de divisas también pesaba en los precios del metal. Un dólar fuerte hace que las materias primas denominadas en esa unidad sean más caras para los tenedores de otras divisas.

En un esfuerzo por mejorar el panorama del mercado laboral en Estados Unidos, la Fed dijo la semana pasada que comprará 40,000 millones de dólares en bonos cada mes como una extensión de su programa de alivio monetario sin fecha límite.

La noticia generó un optimismo alcista en los mercados financieros, pero el lunes la escalada revirtió su tendencia cuando la atención del mercado pasó de las medidas de estímulo de los bancos centrales a la desaceleración del crecimiento de la economía mundial.

Tanto las bolsas globales como las materias primas y el euro volvían a caer el martes.

Los inversionistas temen que la debilidad de la demanda de China, el mayor consumidor mundial de cobre, se mantenga por un extenso periodo a medida que la economía se desacelera.

China, que representa 40% de la demanda global de cobre refinado, se encamina a su año de menor crecimiento económico desde 1999, que según un sondeo de Reuters quedaría por debajo de 8 por ciento.

También afectaba a los precios el descenso del euro a mínimos de sesión contra el dólar. Un dólar fuerte hace que las materias primas denominadas en esa unidad sean más caras para los tenedores de otras divisas.

Rob